Distribución

Aceitunas Cazorla crece con Lidl en toda Europa: la cadena supone 55 millones en compras

  • La empresa alicantina facturó 148,9 millones en 2020
Porductos de Aceitunas Cazorla en Lidl.
Valencia

La empresa alicantina Aceitunas Cazorla se ha convertido en el principal proveedor de este producto para la cadena alemana de supermercados Lidl. El pasado año la firma de distribución realizó compras por más de 55 millones de euros a este productor, lo que supone un incremento de un 20% respecto a las compras realizadas en el ejercicio anterior.

Aceitunas Cazorla es una empresa especializada en la producción de aceitunas y encurtidos con más de 60 años de experiencia en el sector. Desde hace más de 25 años mantiene una relación profesional con Lidl que ha sido una de las bases de su fuerte crecimiento en los últimos años.

Además, cerca del 85% de las compras realizadas por Lidl se destinaron a la exportación ya que la firma de distribución destinó esos productos a sus lineales en sus tiendas en toda Europa. La cadena está presente en más de 30 países.

La empresa alimentaria alicantina facturó en total el año pasado 148,9 millones de euros y en los últimos cuatros años ha conseguido incrementar su cifra de negocio más de un 38%, según los datos del Registro Mercantil.

"Para nosotros, Lidl es mucho más que un cliente estratégico. Sin ninguna duda, nos ha ayudado mucho a crecer y evolucionar como empresa dado su alto grado de exigencia. Cuando hablamos de exigencia, nos referimos a que es una organización que siempre va un paso por delante del resto en aspectos como certificados de calidad, optimización de costes, tendencias en productos, diferentes opciones de envases, recetas más saludables y nutritivas, etc.", asegura Zulema Beresaluce, consejera delegada de Aceitunas Cazorla.

Proveedores valencianos

Durante los últimos años, Lidl ha redoblado su compromiso con la Comunitat Valenciana. Concretamente, en 2020, la compañía adquirió producto de esta región por valor de más de 730 millones de euros, aumentando cerca de un 17% respecto al año anterior y comercializándolo también en sus tiendas de España y el resto de Europa.

También ha incrementado el número de proveedores regionales con los que trabaja -en el último año ha superado los 80- y ha reforzado las exportaciones, que ya representan el 61% sobre las compras realizadas en la región. Con esta medida, Lidl pretende intensificar aún más su apoyo a los proveedores de Castellón, Valencia y Alicante, tras un año en el que han tenido mayores dificultades para dar salida a sus productos debido a la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.