Distribución

El dueño ruso de Dia recurre su imputación ante la Audiencia Nacional por la quiebra de Zed

  • Fridman asegura que no tuvo nada que ver en la quiebra de Zed
  • Asegura que era un simple accionista del grupo que entró en la tecnológica

El magnate ruso, Mikhail Fridman, propietario del 70% del capital de Dia, ha presentado un recurso contra su imputación por la quiebra de la tecnológica española Zed Worldwide en la Audiencia Nacional. El inversor argumenta que tanto el informe de la Fiscalía Anticorrupción que sustenta su imputación como el trabajo policial previo contienen afirmaciones "carentes de verosimilitud", dado que él no tenía poder de decisión en las sociedades mercantiles que intervinieron en la insolvencia de Zed.

En concreto, Fridman está investigado por los delitos de insolvencia punible, corrupción privada entre personas jurídicas, maquinación para alterar el precio de las cosas y administración desleal a partir de un informe de Anticorrupción que le sitúa como responsable último de una serie de decisiones que llevaron a la asfixia a la tecnológica española y le permitieron adquirir la compañía a un precio "irrisorio" de solo 20 millones, causando un perjuicio al accionariado español de la misma.

El escrito de su defensa, al que ha tenido acceso, Europa Press sostiene a lo largo de 68 páginas que la imputación "se basa en una serie de inferencias extraordinariamente abiertas e indeterminadas contenidas en los informes de las fuerzas actuantes, que tanto podrían dar lugar a las hipótesis o conjeturas que plantea como a otras de índole radicalmente diversa". Entre otras cosas, incide en que el informe policial adolece "de un llamativo sesgo en el que la pretensión de imputación no parece la consecuencia de un razonamiento sino la premisa del informe", ya que "la atribución de la conducta, además de no ser típica, carece en lo que respecta al señor Fridman de la menor verosimilitud".

La defensa sostiene que ni el auto de imputación ni el informe de Anticorrupción "citan de forma expresa una sola acción u omisión" de Fridman, a quien sitúa como mero accionista sin poder de decisión ni en las operaciones comerciales de Vimpelcom/Veon -que suscribió contratos con ZedWW y los rescindió sin que se produjera ningún tipo de incumplimiento- ni en el papel de Amsterdam Trade Bank (ATB), la entidad financiera controlada por Fridman que financió a la empresa española.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Frodman
A Favor
En Contra

Sólo le falta a la defensa decir que Fridman actuó sin ánimo de lucro para financiar una empresa en dificultades, como en el caso de DIA!! jaja

Pero claro, ahora quién va presentar pruebas y menos contra sí mismos, después de 10 años, y en el caso de DIA ya 2, si encima van con sobres o cabezas en el sobre, como en el caso de Currás, Llopis y todo el consejo de botarates y tuercebotas que la llevaron del superávit a las pérdidas, desviando ¿70mills?

Y lo cual fue aprovechado por Golman Sac.acuartos, Citadel, Wallas.. y con el aplauso de Albella por su agudeza visual..

Eso sí en un entorno desfavorable de la divisa y el pufo de las Eroski-Clarel..

Puntuación 0
#1