Deporte y Negocio

Chandler Parsons, el jugador que hipotecó el futuro de Memphis Grizzlies

  • Su fichaje por Memphis es considerado como uno de los peores negocios de la NBA
  • En 2016 firmó un contrato de 94 millones de dólares por cuatro temporadas
  • En tres años, Parsons solo jugó 45 partidos de titular de 246 posibles
Chandler Parsons, en un partido con Memphis Grizzlies. Foto: Reuters.

Los Memphis Grizzlies ya pueden respirar tranquilos. La franquicia de Tennessee ha dado por finalizada la era de Chandler Parsons después de tres años en los que hipotecaron su futuro en la NBA con su fichaje. Sus continuos problemas de rodilla, unidos a su escaso rendimiento, provocaron que solo jugase 45 partidos como titular de un total de 246.

Parsons llegó a Memphis en 2016 desde Dallas. En los Mavericks promedió casi 15 puntos por partido de media en los dos años en los que jugó en la franquicia texana, siendo además un recurso importante desde el perímetro (41% en su segunda temporada). Todo eso le sirvió para fichar por los Grizzlies con un contrato de 94 millones de dólares (83 millones de euros) por cuatro años.

El alero, donde coincidió en Memphis con Marc Gasol, disputó 95 partidos, 45 de ellos como titular (34 en la primera, ocho en la segunda y tres en la tercera) para hacer unos números de 6,2, 7,9 y 7,5 puntos por partido en cada uno de sus años. Muy por debajo de sus prestaciones habituales en Dallas o Houston, equipo que le drafteó en el año 2011.

Ahora, los Grizzlies podrán reconducir su franquicia con otros jugadores. Tal y como informaron Adrian Wojnarowski y Tim MacMahon de ESPN, Chandler Parsons habría sido traspasado a Atlanta Hawks a cambio de Solomon Hill y Miles Plumlee. Eso sí, Memphis tendrá que hacerse cargo del último año de su ficha: unos 25 millones de dólares (22,3 millones de euros).

Tanto Memphis como Atlanta salen ganando con esta operación: los Grizzlies se quitan ese salario con dos contratos más pequeños que con uno grande como el de Parsons; para los Hawks supone liberar un puesto en plantilla que les puede servir. A pesar de todo, la franquicia de Tennessee nunca olvidará el que ha sido uno de los peores negocios de la NBA: 726.315 dólares (unos 647.000 euros) por partido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.