Deporte y Negocio

Así han sido los proyectos económicos de Osasuna, Granada y Mallorca para volver a Primera División

  • Los rojillos han visto premiada la gestión de Sabalza y la apuesta navarra
  • En el lado nazarí, Lizhang ha logrado el éxito que deja atrás la etapa Pozzo
  • Sarver ha llevado a los baleares de Segunda B a la élite en menos de un año
Los presidentes de Osasuna (Luis Sabalza), Granada (Jiang Lizhang) y Mallorca (Robert Sarver).
Madrid

En la competitiva Segunda División rara vez suele ganar el que más presupuesto tiene o el que más invierte. Málaga, Las Palmas y Deportivo eran los tres conjuntos que partían con ventaja, precisamente los tres descendidos de LaLiga Santander, pero el devenir de la campaña acabó volviendo a cumplir la mencionada máxima. Con ello, Osasuna y Granada ascendieron por la vía rápida y el Mallorca supo sobreponerse a malagueños, gallegos y al Albacete, en Playoffs, para ser el tercero en obtener plaza en la élite.

Tres equipos que han puesto en valor tres formas diferentes de gestión de club, para que a corto plazo les significase regresar a la categoría de oro del fútbol español. Así han sido sus proyectos económicos que han ido desde la apuesta local de los navarros hasta la excéntrica inversión de un dueño de la NBA en los baleares, pasando por la entrada de un empresario chino con el objetivo de borrar la rigurosa anterior etapa de los andaluces:

Club Atlético Osasuna

Osasuna comenzó su andadura en busca del regreso a Primera, dos años después, con un gasto en fichajes de 2,6 millones de euros y unas ventas superiores de 3,45 'kilos'. Además, la directiva situó a Jagoba Arrasate al mando del vestuario para dar un impulso más al proyecto que ya se había quedado a las puertas del Playoffs la temporada anterior. Todo, con un presupuesto de algo más de 21 millones de euros (21.193.000) siendo el quinto más poderoso de toda la división de plata.

Equipo más goleador de toda Segunda y y el cuarto menos goleado, El Sadar ha sido un fortín hasta el punto de solo ceder dos empates en todo el curso. Tal ha sido su poderío que consiguió ascender a falta de tres jornadas y sin la necesidad de disputar su encuentro. Su valoración a final de temporada ha acabado alcanzando los 18,1 millones.

La próxima campaña, su presidente Luis Sabalza, líder desde 2014 y vinculado a la directiva rojilla desde 1998, ya ha confirmado que el presupuesto rondará los 60 millones, gracias en parte a los derechos de televisión que da LaLiga Santander. De ellos invertirán casi la mitad en reforzar la plantilla que ya ha contado con las incorporaciones de Rubén García, Marc Cardona, Brandon y Chimy Ávila (13 millones entre los cuatro).

Por último, durante el curso el club también se ha visto inmerso en el proyecto de reforma de El Sadar. Con una participación superior al 90%, los socios votaron por la propuesta 'Muro Rojo' que dará un toque innovador al feudo navarro a lo largo de su estancia en Primera, con vistas a terminar en 2020, y costará cerca de 15 millones de euros.

Granada Club de Fútbol

El nuevo proyecto de Jiang Lizhang, en su intento de limpiar la etapa de Gino Pozzo y Quique Pina al frente del Granada, tenía desde el inicio el claro objetivo del ascenso que tanto se truncó en la 17/18. Para ello, el bando nazarí realizó una inversión en fichajes escasa, solo 400.000 euros, y sacó un importante rendimiento por las ventas (3,32 'kilos'). En el apartado técnico, la directiva contó con los servicios del exosasunista Diego Martínez para liderar el vestuario.

En su tercera temporada al frente de los andaluces, el empresario asiático y también socio de los Minnesota Timberwolves (5%), el Parma italiano (30%) y el Chongqing chino (90%) contó con un presupuesto de cerca de 14 millones de euros (sexto de Segunda). Una cantidad que ayudó a que la plantilla volviese a la élite dos años después de bajar, con la defensa como gran baluarte (de largo el equipo menos goleado).

Este éxito ha ayudado a que el vestuario se revalorice hasta los 20,2 millones y a que la entidad nazarí firme con Nike para los próximos cuatro años. La firma americana ha sucedido a la italiana Errea, que pese a tener vinculación hasta 2021, no contaba con el favor de la directiva del Granada. Un nuevo contrato que ayudará al club a tener un mayor presupuesto en su nueva aventura en Primera, con el claro objetivo de lograr la permanencia.

Real Club Deportivo Mallorca

El último en conseguir la plaza de Primera ha sido un recién ascendido a Segunda que ha visto cómo un proyecto exótico puede triunfar rápidamente. Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns desde 2004 y uno de los mayores empresarios de Arizona gracias a la inmobiliaria Southwest Value Partners, compró el club balear en enero de 2016 con el claro objetivo de resolver todas las deudas de los mallorquines y devolverles a sus mejores años en la élite.

Imposible de levantar un equipo hundido en su llegada, ya en Segunda B, Sarver añadió a los más de 20 millones que había puesto para convertirse en máximo accionista alrededor de otros 35 'kilos' para sanear las deudas y ampliar capital. Además, su directiva liderada por el ex NBA Steve Nash fue involucrándose cada vez más en el espíritu balear de la ciudad. Todo este desembocó en que las gradas de Son Moix estuviesen casi siempre llenas para apoyar al equipo en su regreso a Segunda División.

En la categoría de plata, pese a ser un recién ascendido, el Mallorca ha tenido el séptimo mejor presupuesto de la competición (13.086.000 millones) y aunque solo gastó 400.000 euros en el mercado de fichajes y no consiguió rendimiento económico por las ventas, sí se deshizo de una gran masa salarial al dar salida a 23 futbolistas.

Con Vicente Moreno al mando en su segundo año, el vestuario ha conseguido su segundo ascenso seguido tras conseguir la quinta plaza que daba acceso a Playoffs y eliminar ahí al Albacete y remontar al Deportivo en un Son Moix enfervorizado. Logros que han repercutido en que la plantilla se revalorice hasta los 13,6 millones.

Un tremendo éxito para pasar en menos de 365 días de la categoría de bronce a la de oro y que con los amplios ingresos que recibirá en Primera (alrededor de 50 millones) permitirá a la directiva sanear por completo las deudas. En 2011 la entidad se vio obligada a declararse insolvente y entrar en concurso de acreedores con un déficit de 80 millones. Sin embargo, seis años después de abandonar la élite, y con una casi desaparición por el camino, el Mallorca ha regresado y espera que el proyecto de Sarver, Nash y compañía sirva para esta vez sí devolver a la ciudad sus años más gloriosos sobre el césped.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

desde Málaga
A Favor
En Contra

Los árbitros y Muñiz han hecho mucho daño al Málaga, por algún motivo que desconocemos la afición.

Creo que no solo Al-Thany se está vengando de la ciudad...

Puntuación 0
#1
granadarisco
A Favor
En Contra

lode permitir los cochescontaminantes en madrid debió ser en fechas de champions sobre todo durante la final y prohinir el resto del año.

Puntuación 0
#2