Deporte y Negocio

Carolina Marín: "Los patrocinadores se han mantenido a mi lado en todo momento"

  • Cinco meses después de lesionarse, la onubense apura su rehabilitación
  • Con los JJOO de 2020 en el horizonte, podría reaparecer este verano
  • Asegura que "se encuentra mejor que antes" y que "no tiene techo"
Carolina Marín, en uno de sus últimos partidos antes de la lesión. Foto: Cordon Press.
Madrid

En los últimos años LaLiga ha impulsado su confianza en los deportes minoritarios. Uno de ellos es el bádminton, modalidad que tiene como su estandarte a Carolina Marín (Huelva, 1993). En la sede del organismo del fútbol español, la onubense recibe a elEconomista en la recta final de su ausencia por lesión. No sabe si el Mundial 2019 que se celebrará en agosto en Suiza será su regreso a las pistas, pero mientras apura su recuperación Carolina sigue con la confianza alta.

El positivismo siempre fue una de las marcas que le llevó a ganar todo. Oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, triple campeona mundial (2014, 2015 y 2018) y cuádruple europea (2014, 2016, 2017 y 2018) son solo algunos de sus méritos deportivos. También el número 1 que alcanzó por primera vez el 11 de junio de 2015. En un mundo de atletas asiáticas, la española supo colarse hasta el fondo y ser pionera para ayudar a hacer más visible el bádminton en Europa. Logros que con el comienzo de 2019 se vieron frenados por completo. La rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha fue la culpable. Sin embargo, desde la operación Marín no ha perdido la sonrisa y bajo el lema "Puedo porque pienso que puedo" ve la luz al final del túnel.

Han pasado ya cinco meses desde la lesión, ¿qué tal se encuentra?

En general muy bien, son sensaciones muy buenas y solo puedo sacar cosas positivas de este procedimiento porque me está haciendo crecer como persona y como deportista. Espero que se pueda ver una Carolina más fuerte que la de antes.

Tras sufrir la lesión intentó jugar dos puntos, ¿cuándo se dio cuenta de la gravedad de lo que había ocurrido?

En Indonesia no era consciente de lo que realmente tenía, pero cuando llegúe a Madrid y el doctor me dijo que tenía una rotura del ligamento cruzado anterior, ahí me vine abajo.

Durante este periodo de tiempo siempre has sido muy positiva, ¿qué es lo mejor que saca de estos meses?

Sobre todo el tiempo. Antes no le podíamos dedicar a algunas cosas lo necesario por el calendario tan apretado, pero ahora hemos estado más cómodos para mejorar esos detalles técnicos, físicos y mentales que a la par me están haciendo mucho más fuerte.

Le operaron rápido y tres semanas después de la lesión ya podíamos verle entrenar con su equipo pensando en la vuelta. ¿Los médicos nunca le dijeron "Carolina frena un poco"?

Sí, en algunos momentos me dijeron "ten cuidado" o "controla la carga" pero al final los médicos no están tan pendientes porque no viven contigo el día a día. Así que para eso también tengo la visión de mi fisioterapeuta que está siempre conmigo y es el que me está llevando la rehabilitación junto con Guille, el preparador físico, y Fernando, mi entrenador, y él es el que me ha seguido todo el procedimiento y sabe perfectamente los pasos que debo dar.

¿En algún momento han usado ejemplos de otros deportistas con roturas similares?

No, pero porque al fin y al cabo cada uno es distinto. El cuerpo responde de diferente manera y los hay que con mi misma lesión han estado seis meses y luego han recaído. Así que en ese sentido no, no hemos tenido ningún modelo a seguir.

¿Alguna vez no vio clara su recuperación o se vino abajo?

El peor momento fue la primera semana. En cuanto conocí la rotura pensé "ahora mucho tiempo fuera de competición, no sé si voy a llegar a los Juegos de Tokio...". Pero luego hablé con todo el equipo y me dijeron "paciencia y calma". Ahora me estoy encontrando muy bien y creo que puedo volver más fuerte que antes.

En cuanto a los patrocinadores, ¿tuvo algún problema para que siguiesen a su lado?

Para nada, estoy muy agradecida con ellos porque se han mantenido a mi lado en todo momento.

Para ir terminando... en la recta final de la recuperación, ¿dónde pone el techo Carolina Marín?

Yo creo que no tengo límite (ríe). Quiero construir una casa sin techo y esperamos que sea con un futuro muy largo y que venga con muchos títulos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0