Deporte y Negocio

El futuro incierto de Gareth Bale en el Real Madrid si no hay un acuerdo por el Brexit

  • Miles de ciudadanos podrían perder sus derechos sin acuerdo antes del 29M
  • Para seguir viviendo y trabajando en España necesitarían un permiso
  • Bale, por sus situación económica, lo tendría más fácil que el resto de británicos
Foto: EFE.
Madrid

El futuro de Gareth Bale y los demás británicos que juegan en España podría estar comprometido a partir del 29 de marzo, si no hay antes un acuerdo por el Brexit. Según ESPN, el galés es uno de los 800.000 ciudadanos que viven lejos de las fronteras de Reino Unido y que perderían su derecho a trabajar en el país en el que residen.

La histórica derrota sufrida por Theresa May el pasado martes en la Cámara de los Comunes, mediante la cual perdió la votación para su propuesta de Brexit, ha originado que las dudas sobre qué pasará en el futuro sigan siendo inciertas. De esta forma, si sigue sin haber un acuerdo en el Parlamento antes de finales de marzo, todos los británicos verían comprometida su situación fuera de sus fronteras.

Una problemática que también afectaría al fútbol y que el mencionado medio ha consultado a la Embajada de Gran Bretaña en Madrid. Allí, se ha estipulado que el acuerdo alcanzado en noviembre de 2018 "protege los derechos de los británicos a seguir viviendo y trabajando en la Unión Europea". Sin embargo, la situación real es de "duda sobre si el Parlamento ratificará dicho acuerdo".

Jonathan Barnett, el agente de Bale ha declarado que el jugador está "al tanto de ver qué pasa", pero que "espera que los políticos lleguen a un punto en común". Si la incertidumbre se mantiene y no hay una votación favorable en Reino Unido, la Embajada ya ha avisado que "los 300.000 ciudadanos que residen en España necesitarían un permiso para vivir y residir en el país".

Así, tanto el galés como Patrick Roberts (escocés cedido por el Manchester City al Girona), Nick Blackman (inglés prestado por el Derby Country al Sporting de Gijón) o los restantes jugadores de cualquier categoría española verían complicado seguir jugando en sus actuales equipos.

Para evitar salir antes del fin de sus contratos, estos deberían pedir una licencia para trabajar en España. Un proceso difícil y complicado para la mayoría de británicos aunque no así para Gareth Bale. Aunque el Real Madrid no ha querido manifestarse sobre si tiene un plan en caso de que esto se de, ESPN se ha puesto en contacto con un abogado que asegura que el '11' tendría más facilidades por su "posición económica". LaLiga y la RFEF mantienen cautela ante una posibilidad que todavía no es real, pero que podría originar una gran problemática si los días avanzan y Theresa May no consigue el favor de sus diputados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin