Deporte y Negocio

La 'absorción' del Bayern de Múnich al resto de la Bundesliga: 62 fichajes a sus rivales desde la 'ley Bosman'

  • Desde la 96/97, los grandes europeos miraron más fuera de sus fronteras
  • El Bayern lleva 24 años seguidos comprando futbolistas de equipos alemanes
  • Pavard se ha unido a la lista de 'robos' hasta sumar un gasto de 406,16 millones
Lewandowski, Neuer, Wagner y Kimmich llegaron desde Dortmund, Schalke, Hoffenheim y Stuttgart. Foto: Getty.
Madrid

El Bayern de Múnich ha oficializado durante esta semana el fichaje de Benjamin Pavard para la próxima temporada. El lateral galo, que se dio a conocer durante el Mundial 2018, estaba brillando en el Stuttgart, pero tras poner en él los ojos el gran conjunto alemán, se ha convertido en el último futbolista que los bávaros 'absorben' de sus rivales en Bundesliga. Una operación que ya se ha hecho rutina en el país teutón, pues desde que entró en vigor la 'ley Bosman', en la 96/97, hasta 62 jugadores han cambiado algún club germano por el gigante de Baviera.

En 1995 el fútbol cambió para siempre gracias al famoso caso del jugador belga Jean-Marc Bosman. Los clubes europeos abrieron todo su mercado al viejo continente, gracias a que la Unión Europea obligó a la UEFA a reconocer a todos los jugadores de sus federaciones como comunitarios. Esto provocó que los grandes equipos pusieran más sus ojos fuera de sus fronteras en vez de en sus ligas nacionales. Sin embargo, desde entonces el Bayern de Múnich se ha mantenido fiel a sus ideas, hasta el punto de arrasar en comprar productos de la Bundesliga.

Con la compra de Pavard por 35 millones de euros, según Transfermarkt, el francés ha sido el sexagésimo segundo jugador que llegará, puesto que lo hará en junio de 2019, al conjunto bávaro procedente de otro equipo alemán desde 1996. En total, 406,16 millones de euros (teniendo en cuenta la conversión de marcos alemanes a euros hasta la 99/00) que el Bayern ha desembolsado entre sus rivales germanos de cualquier categoría.

El lateral francés ha conseguido que con su compra el conjunto de Múnich siempre haya hecho al menos un 'robo' nacional desde que se implantó la 'ley Bosman'. 24 temporadas seguidas que comenzaron con Mario Basler, Markus Münch, Markus Oberleitner y Bernd Dreher cambiando a Werder Bremen, Bayer Leverkusen, Unterhaching y Uerdingen, respectivamente, por el cuadro bávaro por una cantidad cercana a los 5,65 millones de euros (según la conversión de Transfermarkt a los marcos alemanes).

A ellos, y hasta la llegada del euro, les siguieron Elber (Stuttgart), Fink y Tarnat (Karlsruher) y Grassow (Unterhaching), en la 97/98, y Effenberg (Borussia Monchengladbach), Daei (Bielefeld), Jeremies (Múnich), Linke (Schalke) y el histórico y ahora director deportivo Hasan Salihamidzic (Hamburgo), en la 98/99. Estos nueve traspasos costaron 19 millones y ya fueron asentando lo que se vendría en el club durante el siglo XXI.

La llegada del euro impulsa al Bayern

Pero con la llegada del euro, lejos de mirar a un panorama más continental, el Bayern siguió su adquisición de talentos que ya jugaban en Alemania. Así, en la 99/00 Patrik Andersson (Monchengladbach) y Wiesinger (Nuremberg) se pasaron al cuadro muniqués por 4,25 millones, entre ambos, a los que se sumaron los 2,3 'kilos' que la directiva bávara invirtió en Ciriaco Sforza (Kaiserslautern) la campaña siguiente.

En la 01/02 fueron tres jugadores emblemáticos para el club quienes llegaron, además de Thiam (Stuttgart), por 21,2 millones. El italo-peruano Claudio Pizarro (Werder Bremen) y los hermanos Kovac, Robert (Leverkusen) y Niko (Hamburgo), ahora entrenador del primer equipo del Bayern. A esta gran temporada de fichajes se le unió la 02/03 cuando los de Baviera se hicieron con dos piezas esenciales del subcampeón de Europa, Zé Roberto y Michael Ballack (Bayer Leverkusen), además de Deisler (Hertha de Berlín), por 24,5 millones, la cantidad más alta hasta entonces destinada para reforzarse con clubes nacionales.

Un impulso económico que siguió durante las tres campañas siguientes, el Bayern gastó 36,5 'kilos', con Rau (Wolfsburgo), en la 03/04, Lucio (Leverkusen), Frings (Borussia Dortmund), Görlitz (Múnich) y Hashemian (Bochum), en la 04/05, e Ismaël (Werder Bremen) en el verano de 2005. A ellos se les sumaron, un año más tarde, los emblemáticos Lukas Podolski (Colonia) y Daniel van Buyten (Hamburgo) por diez y ocho millones, respectivamente.

Durante esta última temporada el club muniqués vivió, sin embargo, una época de malos resultados deportivos y cayó hasta el cuarto puesto en Bundesliga, lo que acabó repercutiendo en los fichajes de Miroslav Klose (Werder Bremen), Jansen (Monchengladbach), Schlaudraff (Aachen) y Hamit Altintop (Schalke). Un desembolso de 30,2 millones que devolvió al equipo al título liguero y que continuó con Borowski (Werder Bremen), en un año donde el club no gastó un solo euro por un jugador ya perteneciente a la Bundesliga.

Con la 09/10 el Bayern regresó a la élite europea y lo hizo por todo lo alto al alcanzar la final de la Champions, no sin antes el desembolso de 30 millones en Mario Gómez (Stuttgart), junto a la llegada como jugadores libres de Olic (Hamburgo) y Baumjohann (Monchengladbach). La derrota ante el Inter en el Bernabéu no provocó un cambio radical y en el siguiente verano, Luiz Gustavo (Hoffenheim) fue el único fichaje por 17 millones de euros.

La creación de la actual plantilla

Ya en la 11/12 el Bayern comenzó a solidificar los proyectos de la última generación que ha dado éxitos al equipo y junto a la llegada de canteranos sólidos, la directiva incorporó a Manuel Neuer (Schalke) y Petersen por 30 y 2,8 millones, respectivamente. Un año que precedió al inicio del dominio aplastante que ha logrado hasta ahora en Bundesliga, cuando en la 12/13 consiguió la primera de las seis ligas consecutivas gracias, en parte, a los fichajes de Mandzukic (Wolfsburgo), Dante (Monchengladbach), Weiser (Colonia), Starke (Hoffenheim), Pizarro (Werder Bremen) y Raeder (Schalke), todos juntos por 18,5 millones.

Además, durante esa temporada sumó a la liga, la Copa y la Champions tras vencer a su rival de Dortmund por 2-1. Un triplete histórico en 2013 que dio paso al morbo del fichaje de Mario Gotze, estrella del Borussia y traspaso más caro por un jugador perteneciente a un equipo alemán (37 millones de euros), junto a la llegada como libre de Kirchhoff (Mainz 05).

En la 14/15 el Bayern volvió a arrebatar un jugador estrella al Dortmund, en este caso a Robert Lewandowski, que llegó como libre junto a Rode (Eintracht) y Kurt (Monchengladbach), este último por solo tres 'kilos'. A la apuesta por el ahora delantero del equipo, se le unió en la 15/16 la llegada de Kimmich y Ulreich (Stuttgart) por 12 millones.

Un año después fue Mats Hummels el que regresó al equipo donde estuvo como canterano y completó el tercer 'robo' al Borussia Dortmund dejando 35 millones en las arcas de los amarillos. El central, todavía en plantilla, precedió a Süle, Wagner y Rudy (Hoffenheim) y Gnabry (Werder Bremen), en la 17/18 por 41 millones, y a Goretzka (Schalke), de forma libre, siendo éste el último jugador que ha llegado al actual Bayern. A ese vestuario, se unirá Pavard en junio, llegando a ser diez miembros del plantel, si no sale nadie, que han llegado al club desde otro equipo teutón.

Una apuesta clara por el producto alemán que ha llevado al gigante de Baviera a dominar con mano férrea la Bundesliga a la vez que sumaba grandes conquistas en Europa. Mientras, los restantes equipos germanos poco pueden hacer ante la 'absorción' del Bayern de Múnich, una excepción entre los grandes del viejo continente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Marca Flipaos
A Favor
En Contra

¿Y se van a gastar 80 millones en un defensa?

Puntuación 0
#1