Deporte y Negocio

Los grandes escollos económicos a los que se enfrenta la Superliga europea para salir adelante

  • Habría mayores diferencias en los presupuestos de los grandes clubes
  • Relevent, la empresa que estaría detrás, no termina de ver claro su apoyo
  • UEFA ha ido aumentando sus premios para evitar una escisión de la Champions
Foto: EFE.
Madrid

Tras la filtración de Football Leaks en la que desvelaba, entre otros, que la ECA (Asociación de Clubes Europeos) estaba gestionando la creación de una Superliga para 2021, el mundo del fútbol se ha puesto en alerta ante una posible revolución. La UEFA siempre ha estado amenazada por la idea de los grandes clubes continentales de escindirse y crear su propio torneo con mayores ingresos económicos, pero este podría ser ahora el gran escollo al que se enfrenta la Superliga y al que se agarra el organismo presidido por Aleksander Ceferin. Según informa As, Relevent, la empresa que estaría financieramente detrás del proyecto, ya habría dicho 'no' pues las cuentas no le son viables.

Todo se ha precipitado tras sacar Der Spiegel, uno de los medios que pertenecen a la European Investigative Collaborations (EIC), a la luz el borrador en el que 16 clubes estarían dispuestos a marcharse de la Champions League y crear su propio torneo. Algo similar a lo que ha ocurrido en la últimas temporadas con el baloncesto y la Euroliga y que generaría una liga europea muy potente, pero con grandes diferencias entre los equipos que estén en ella y los restantes, produciendo grandes diferencias en las ligas nacionales.

Esta es la principal razón que siempre ha esgrimido UEFA para no permitir esto, pues desde 2014 la idea ha ido ganando fuerza con varias reuniones en 2016 como desveló el medio. De existir una Superliga los Real Madrid, Barcelona, Bayern de Múnich, Manchester United o Juventus tendrían mucho más poder económico del que ya tienen respecto a los restantes equipos de sus países y las diferencias se harían casi insalvables.

Por eso, en las últimas temporadas ha aumentado los ingresos que proporcionan la Champions y la Europa League, además de variar los horarios para generar más audiencias en distintas partes del mundo. Unos cambios que podrían generar también en nuevas competiciones bajo el auspicio de FIFA, pero a las que, por ahora, la UEFA no ve viabilidad aunque sí maneja una tercera competición europea a partir de la temporada 21/22.

El 'no' de Relevent

Estas diferencias económicas que se producirían entre los clubes se unen a la decisión tomada por la multinacional de medios, deportes y entretenimiento Relevent, quien sería la empresa que estaría detrás del apoyo financiero de la Superliga. Según ha avanzado As, esta se estaría replanteando su posición hasta el punto de decir 'no' al proyecto por no ver claras las cuentas del soñado torneo.

Relevent también es la agencia que junto a Javier Tebas estaría dispuesta a llevar LaLiga a Estados Unidos, pero en este caso no con tanta firmeza como sí ha apoyado la idea del fútbol español. El borrador filtrado manifestaba los porcentajes que se llevarían cada uno de los clubes integrantes de la Superliga, con el dominio del Real Madrid (18,77%) y el Barcelona (17,61%) y el Manchester United (12,58%) por detrás.

Unos conjuntos que reclaman muchos más ingresos económicos imposibles de alcanzar a día de hoy para Relevent y que además chocan con las discrepancias de algunos miembros de la Asociación de Clubes Europeos. "En la ECA no hay unanimidad, y si los clubes están divididos y encima tiene dudas financieras, es imposible que el proyecto cuaje", afirma el citado medio.

Por ahora, la Superliga es una quimera, pero solo la filtración del borrador ha puesto en aviso al mundo del fútbol ante la posible revolución que está por llegar y cambiaría por completo la organización actual.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin