Deporte y Negocio

La resurrección en España de la vieja Kelme para conquistar China desde dentro

  • La marca, la que más contratos de patrocinio tiene en LaLiga Santander
  • Su plan: aprovechar la expansión del fútbol en China para asaltar el país
  • Lo hará gracias a la labor de su agente comercial en el gigante asiático
El Alavés, uno de los equipos a los que viste Kelme. Foto: EFE.

La temporada 18/19 de la LaLiga Santander no será una cualquiera para Kelme. Tras unos años de ostracismo, la marca española se convertirá en la que más equipos vista en la competición nacional. Todo un éxito que no se entiende sin la presencia de capital chino en sus entrañas, el pilar básico para iniciar la que se entiende como futura conquista del gigante asiático...desde dentro.

Según informa Palco23, Kelme atesora cuatro contratos de patrocinio con Espanyol, Rayo Vallecano, Huesca y Alavés. Las cantidades están infinitamente alejadas de las de los grandes del país, pero este póquer de relaciones la convierten en la marca más presente en LaLiga, superando a Adidas (Real Madrid, Valencia y Celta, aunque se le podría unir el Zaragoza si asciende) y Nike (Barcelona, Atlético y Sevilla, con la posibilidad de sumarse el Sporting en caso de subir de categoría).

El crecimiento de Kelme, después de un comienzo de siglo marcado por la acumulación de deudas, viene de la mano de Jinjiang Yuanxiang Garments Weaving, una empresa china que, precisamente, se quedó con la comercialización de la marca en China a raíz de unos impagos. Ha sido la firma asiática la que ha facilitado operaciones como la del nuevo contrato con el Alavés y el Baskonia (en 2017), además de conseguir a Luis Figo como embajador en China para llevar la marca por todo su territorio. También tiene raíces chinas el acuerdo con el Reus, que tiene una especie de filial en el país, igualmente vestido por Kelme.

Esta intrincada red de relaciones y la visibilidad que le otorgarán cuatro contratos con clubes de LaLiga son el pistoletazo de salida a la conquista de China por parte de Kelme. La firma alicantina tiene una gran imagen en un país que no se olvida (aunque parezca lejano en el tiempo) el patrocinio de la empresa al Real Madrid a principios de los 90 y el de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Kelme no se pone barreras, pero tampoco tiene prisa. Espera con tranquilidad a que la política de deportes de Xi Jinping, presidente de China, dé sus frutos. Nike tiene exclusividad en la Superliga, y por el momento la empresa ha conseguido algún que otro con equipos de Segunda. Su momento llegará cuando cristalice el plan del Gobierno chino: la creación de 20.000 escuelas de fútbol en 2020 y hasta 70.000 campos para 2023 que serían más de 135.000 en 2030.

Un plan estatal de gran calado para convertir el fútbol en el deporte más practicado en el país (el objetivo que 50 millones de personas lo jueguen en 2023, toda la población española) convierte a China en un caladero de infinitas posibilidades. Y Kelme ya tiene una posición privilegiada antes de que esto empiece.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin