Deporte y Negocio

El caso de violación olvidado de Kobe Bryant: el suceso disuelto tras la leyenda deportiva

  • El jugador fue acusado en 2003 de violar a una joven en un hotel
  • El caso se resolvió con un acuerdo económico fuera de los juzgados
  • El incidente ha quedado excluido de la mayoría de análisis sobre su figura
Kobe Bryant, realizando una declaración junto a su mujer a colación de la acusación de violación. Foto: Getty.
Madrid

Los repasos y hagiografías sobre la figura de Kobe Bryant se han sucedido vertiginosamente tras la muerte del pentacampeón de la NBA en un accidente de helicóptero junto a su hija y siete personas más en la tarde del pasado domingo. Los recuerdos (en los que pesa el paso del tiempo) y los análisis del exjugador de Los Angeles Lakers se han centrado en su legendaria trayectoria en las pistas, pero de manera paradójica, en pleno auge del movimiento MeToo la gran mayoría de estos repasos ha descartado un espinoso episodio de su vida: la acusación por violación del deportista hace 17 años y que fue saldada con un acuerdo económico con la denunciante y un espeso silencio que apenas se ha roto.

Ha sido en la prensa estadounidense donde este velo se ha resquebrajado algo más. The New York Times (que publicó que una periodista de The Washington Post había sido suspendida en su empleo después de tuitear una noticia sobre el caso de violación de Bryant) ha sido el medio nacional que ha realizado un resumen más somero del caso.

Para ello, hay que remontarse a un lejano junio de 2003 en el que Bryant acababa de lesionarse la rodilla. Antes de operarse, decide alojarse en un hotel en Edwards, en el estado de Colorado, cerca de la clínica en la que se va a someter a la cirugía. En el establecimiento entra un Bryant que ya goza de estatus de estrella del baloncesto, con dos anillos de NBA en su poder y conocido en el mundo entero. Allí conoce a una joven conserje de 19 años que le conduce a su habitación y a la que pide que después regrese para que le haga un recorrido por el hotel.

Ella accede y acepta la propuesta de Bryant. Tras ello, el jugador le propone entrar en su habitación, algo que también acepta. Ya dentro del habitáculo, los dos comienzan a besarse, extremo que ambos aceptarían en las vistas judiciales posteriores. Las discrepancias empezaron justo después: mientras que Bryant aseguró haber tenido sexo consentido, la joven le denunció por violación.

El caso, tratándose de una estrella como Bryant, tuvo un extraordinario seguimiento. Marcas como McDonalds, Nutella o Coca-Cola rompieron sus acuerdos de patrocinio. Enseguida se filtraron informes médicos que certificaron heridas en la vagina de la denunciante, un hematoma en su cuello y manchas de sangre en su ropa interior y en una camiseta de Bryant. La defensa del jugador fue muy agresiva: su abogada rompió el anonimato de la mujer y achacó sus rasguños a que habría mantenido relaciones con tres hombres en tres días.

Las vistas y recursos se sucedieron a lo largo de las semanas y la imagen de Bryant en el juzgado empezó a ser una constante, a la par que el debate público sobre el caso, en el que una vez más (y como en tantos otros) la clave estribaba sobre la necesidad del consentimiento a la hora de mantener relaciones públicas y el derecho a interrumpirlas en cualquier momento. Pero, en septiembre de 2004, los fiscales retiraron los cargos sobre el jugador de manera repentiva.

La razón fue la escasa voluntad de la denunciante para testificar. Se agotaba así la vía criminal, pero no la civil, que había comenzado un mes antes. Ya en 2005, y sin veredicto de por medio, un acuerdo económico entre las partes cerraba el caso antes de que terminase. Los expertos consultados por Los Angeles Times en aquella época aseguraron que la cantidad de dinero superaría los 2,5 millones de dólares al incluir una cláusula de confidencialidad.

Bryant llegó a disculparse en una carta pública a la joven asegurando que "ella no vio y no ve este incidente de la misma manera que lo hice"

Tras cerrarse el caso, Bryant publicó una carta de disculpas ante la joven. En ella pedía perdón por "su comportamiento esa noche y por las consecuencias que ha sufrido en el último año", reconociendo, además, que había descubierto que "ella no vio y no ve este incidente de la misma manera que lo hice" y que entendía "cómo se siente ella, que no dio su consentimiento para este encuentro".

Pasó el tiempo y, al margen de la confidencialidad pactada con la denunciante, lo cierto es que el caso quedó en el olvido. La dimensión del deportista, que en el plano del baloncetso siguió triunfando y ampliando un florido palmarés, fue tan grande que llegó a eclipsar un incidente que, en 2003 y 2004, ocupó las páginas de los periódicos estadounidenses.

Un año y medio antes de su muerte, la organización del festival Animation is Film le retiraba del jurado atendiendo a las voces que le recriminaban la implicación en el caso de 2003: "Este es un momento urgente para decir NO a los comportamientos tóxicos y violentos contra las mujeres". Algo que no ha sucedido exactamente con la fortuita desaparición del deportista.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

FC Barcelona BASURA
A Favor
En Contra

¿NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE?

Puntuación 0
#1
NBA Fan
A Favor
En Contra

Creo que es demasiado pronto para tirarle mierda a una persona que ha hecho tanto por su comunidad, el mundo y por tantas generaciones. Yo no sé lo que realmente pasó, pero sé lo mucho que estaba dando por sus hijas y por el baloncesto femenino, que de eso no habláis porque no vende. Que vergüenza da la prensa, siempre buscando las visitas, la atención...sin importar lo que hacen para conseguirlo... #DEPKobe #DEPGigi

Puntuación 6
#2