Deporte y Negocio

El botín del equipo español por su victoria en la Copa Davis

  • Los jugadores españoles se repartirán dos millones de euros
  • La federación también tiene recompensa: más de un millón
  • Kosmos y Rakuten invertirán 2.700 millones en 25 años
El equipo español celebra la Davis ganada en Madrid. Foto: Reuters.

La victoria en la Copa Davis 2019 conlleva para España un premio de 3.160.000 euros que se repartirán los cinco jugadores del equipo y la Real Federación Española de Tenis (RFET).

De la suma total reservada para el equipo campeón, 2.100.000 euros irán a manos de los jugadores y 1.060.000 a la RFET después de la victoria del cuadro español ante Canadá con los puntos de Roberto Bautista y Rafa Nadal.

La inversión de más de 2.700 millones de euros por parte de la empresa japonesa de comercio electrónico Rakuten, que se ha comprometido con la Davis para los próximos 25 años, ha permitido garantizar premios sustanciosos a los 18 participantes en la fase final.

El equipo canadiense, derrotado hoy por España en la final, cruzará el Atlántico de vuelta a casa con 2.225.000 euros: 1,5 millones para los jugadores y 725.000 para su federación. Los semifinalistas perdedores, Gran Bretaña y Rusia, se llevaron 1,3 millones cada uno para sus jugadores, más 643.000 para la federación.

El premio para los que se quedaron en cuartos de final -Australia, Serbia, Argentina y Alemania- fue de 1,1 millones a repartir entre los tenistas y 515.000 para el organismo deportivo. Por su parte, los equipos eliminados en primera ronda se fueron con el consuelo de 515.000 euros para los jugadores y 256.000 para su federación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.