Especial defensa

Un solo ejército

Ricardo Martí-Fluxá, Presidente de TEDAE (Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio)
Presidente de TEDAE (Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio)

La tragedia de la pandemia sanitaria que padecemos ya se ha cobrado demasiadas vidas y, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, cuando finalmente la superemos, las dinámicas de consumo habrán cambiado por la desconfianza, la austeridad y la incertidumbre.

Pero si hay un hecho optimista que hemos evidenciado también en estos días, ha sido la responsabilidad de una sociedad solidaria con el compromiso de los profesionales sanitarios, de los servicios de Protección Civil, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de las Fuerzas Armadas y de otros muchos sectores de la economía que están actuando como un solo ejército para vencer esta pandemia.

También el sector industrial ha respondido poniendo a disposición de las administraciones públicas sus instalaciones y sus fábricas y, en muchos casos, reconvirtiendo su actividad para desarrollar el material sanitario necesario que nos permita alcanzar el éxito con el esfuerzo que todos compartimos.

Así, las empresas aeroespaciales y de defensa españolas están involucradas en la lucha contra el COVID-19 fabricando material médico mediante impresión 3D, desarrollando ventiladores pulmonares, poniendo a disposición de los ministerios el uso de comunicaciones seguras por satélite, aportando sus tecnologías digitales y plataformas de telemedicina, o disponiendo de un corredor aéreo para conseguir el material requerido.

Es la clara demostración de su vocación de servicio y de su compromiso con los ciudadanos. Pero también sin olvidar a sus trabajadores, que constituyen su principal activo. La prioridad siempre ha sido preservar su salud y sus puestos de trabajo para, de este modo, mantener el capital humano que ha permitido a nuestras empresas disponer del conocimiento clave para aprovechar las ventajas tecnológicas de sus productos en esta crisis.

En el ánimo de todos está llegar al final del periodo más trágico de esta pandemia, pero debemos disponernos cuanto antes a construir el día de después. Y para esto, una vez más, debemos actuar todos juntos, como un solo ejército que reúna, en un objetivo común, preservar el bienestar de las personas, reforzar el patrimonio industrial de nuestro país y reafirmar el papel de las instituciones. Esto es lo que ha hecho de nosotros, lo que somos.

La duración de la interrupción de la actividad económica habitual determinará el impacto de esta crisis en la recuperación de la vida cotidiana y en nuestro tejido industrial durante años, afectando a las empresas y comprometiendo, en muchos casos, actividades y servicios críticos para España y para Europa.

Una de las soluciones es identificar hoy claramente los motores que nos permitirán reiniciar nuestra economía mañana. Los sectores aeroespaciales y de defensa han hecho, y harán, que España disponga de una tecnología propia que garantice el suministro de los productos esenciales que se requieran en cada momento y deben ser unos de los pilares que impulsen la recuperación económica.

Nunca en nuestra historia como industria ha sido más importante la cooperación y la coordinación. Somos conscientes de que en el futuro, la orientación de los productos que desarrollemos hacia la salvaguarda y las necesidades de las personas y la capacidad de nuestras industrias para anticiparse a las crisis que vengan, serán elementos diferenciales en nuestra actividad.

Es el momento de dar todos un paso al frente y salir reforzados de esta crisis, fortaleciendo y consolidando nuestra sociedad, nuestra economía y nuestras Instituciones, y seguir haciéndolo como un solo ejército: España.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin