Construcción Inmobiliario

Sacyr se refuerza en Reino Unido con el tranvía de Edimburgo

  • Construirá una nueva línea por unos 123,5 millones de euros
Foto: Archivo.

Sacyr ha sido elegido como oferta preferente por el Ayuntamiento de Edimburgo para ejecutar la ampliación del tranvía de la capital de Escocia. La adjudicación, que aún debe ser ratificada por los concelajes de la ciudad, alcanza un importe de 106 millones de libras (unos 123,5 millones de euros). El contrato impulsa la presencia en Reino Unido del grupo español, que lejos de replegarse en el país por las incertidumbres que genera el Brexit, tiene en su estrategia crecer en el mercado británico tanto en construcción como en concesiones.

Sacyr, a través de su filial especializada en infraestructuras ferroviarias Sacyr Neopul, lidera el consorcio ganador, del que también forma parte la compañía británica Farrans Construction. El contrato consiste en la ampliación del tranvía de Edimburgo, con una nueva línea que conectará York Place hasta Leith y Newhaven, con una extensión de 4,6 kilómetros.

El consorcio, encabezado por Sacyr, se ha impuesto a las otras tres propuestas que habían entrado en la fase final, conformadas por BAM y Colas Rail, la filial de ACS, Dragados, y Sisk y Steconfer.

Sacyr Neopul y Farrans se encargarán del diseño, la construcción, la integración de sistemas y la puesta en servicio de la infraestructura. Morrison Utility Services se ocuparán de los trabajos previos por 22 millones de libras (25,6 millones de euros).

Filial exitosa

Sacyr tiene en Reino Unido una apuesta de crecimiento en las áreas de construcción y concesiones. El año pasado, el grupo creó una filial en Londres para pujar por proyectos en el país y que también sirve para licitar en el resto de Europa, en mercados como el holandés. En el punto de mira tiene varios contratos concesionales de hospitales, así como iniciativas en el ámbito de las carreteras.

La compañía española obtuvo el año pasado el contrato para la construcción de la autopista A6 entre Dungiven y Drumahoe, en Irlanda del Norte, por 143 millones de libras (161 millones de euros). El proyecto incluye la construcción y diseño de los 26 kilómetros de carretera, cuatro nuevos enlaces, tres rotondas y 21 estructuras. Las obras, que se iniciaron en octubre, se prolongarán durante cuatro años y, posteriormente, se realizará su mantenimiento durante 52 semanas.

Sacyr también participa en la construcción de la Universidad del Ulster, en Belfalst, y en el pasado también ha tomado parte en la ejecución de subestaciones eléctricas, entre otras infraestructuras.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0