Construcción Inmobiliario

Sólo las constructoras chinas ganan más obras internacionales que las españolas

  • ACS sigue manteniendo el liderato en un 'ranking'
  • Mientras que suben puestos Técnicas, OHL, Isolux y Sacyr

Sólo las constructoras chinas superan a las españolas en actividad internacional. Las principales empresas de España facturaron en el exterior 59.797 millones de dólares (53.334 millones de euros al cambio actual) en 2015, un 0,7 por ciento menos que un año antes. Un mínimo descenso que no impide a España tomar distancia sobre potencias como Estados Unidos y Corea del Sur, de acuerdo con el ranking elaborado por ENR.

Los datos tienen aún más relevancia si se tiene en cuenta que esta cifra de negocios en el extranjero lo lograron sólo las 11 constructoras españolas más internacionalizadas: ACS, Ferrovial, Técnicas Reunidas, OHL, Abeinsa, Isolux Corsán, Acciona Infraestructuras, Sacyr, FCC Construcción, Comsa Corporación y Sener. Son las que figuran entre los 250 mayores contratistas en el exterior del mundo.

Frente al deterioro que han sufrido muchos de sus competidores europeos y estadounidenses, las grandes firmas españolas, encabezadas por ACS y Ferrovial, han resistido a la creciente competencia procedente de Asia. En el último ejercicio, las constructoras chinas, muchas de ellas públicas, se despegaron como dominadoras sobresalientes del mercado internacional. Facturaron 93.675 millones de dólares (83.547 millones de euros), lo que supone casi un 50 por ciento más que un año antes. Eso sí, este importe se distribuye entre 65 compañías, seis veces más que en el caso de España.

Coreanas, japoneas, turcas...

También registraron fuertes avances en su actividad internacional las constructoras de Corea del Sur (Hyundai, Samsung, GS, SK, Daelim o Daewoo), que se elevan hasta el cuarto puesto, con 40.580 millones de dólares (36.192 millones de euros), un 57,5 por ciento más. En su caso, el crecimiento se sustenta fundamentalmente por los mercados de Oriente Medio (gas y petróleo) y Asia.

De igual modo, las firmas japonesas (JGC, Chiyoda o Kajima) crecieron un 33,6 por ciento, hasta 25.168 millones de dólares (22.450 millones de euros). Las compañías niponas han reforzado su actividad en el resto de Asia y han dado un salto cuantitativo en Estados Unidos y Europa. Mayor aún ha sido el incremento de los ingresos internacionales alcanzado por las mayores empresas de construcción de Turquía (Insaat o Reinaissance), que alcanzó el 42,1 por ciento, hasta 22.592 millones de dólares (20.152 millones de euros). Crecieron significativamente en Europa, Asia, Oriente Medio y África.

El fuerte impulso de las multinacionales chinas, coreanas, japoneas y turcas frenó el crecimiento internacional de las principales firmas españolas, pero no ha tenido las consecuencias que ha ejercido sobre las constructoras de Estados Unidos, Alemania, Italia y Francia. En conjunto, las mayores empresas del sector de estos países contrajeron su actividad en el extranjero entre el 15,4 por ciento (Francia) y el 28,7 por ciento (Alemania).

Las compañías estadounidenses (Bechtel, Fluor, PCL, C&I o Jacobs) ocupan el cuarto puesto por internacionalización, con 47.319 millones de dólares facturados (42.202 millones de euros) , un 18,4 por ciento menos. Una caída que se explica por su pérdida de negocio en Oriente Medio, Asia y África, que no pudo ser compensada por la mejora en Europa, Canadá y Latinoamérica.

La mayor concentración del sector en España (11 empresas en el ranking) que en países como China (65), Estados Unidos (39) o Turquía (39), permite colocar a cuatro constructoras españolas entre las 30 primeras y, de manera muy destacada, a ACS, que se erige como el mayor contratista internacional del mundo y el séptimo si se incluye el negocio doméstico.

Por quinto año consecutivo, el grupo que preside Florentino Pérez encabeza el ranking (ver cuadro), con más de 32.000 millones de dólares generados fuera de España. Esta cifra prácticamente se doblaría si se consolidaran los ingresos de su filiales, la alemana Hochtief, que repite en segundo lugar, con más de 24.500 millones de dólares, y la australiana Cimic, con 4.425 millones.

En el global de ingresos internacionales y nacionales, ACS baja un puesto (del sexto al séptimo) y se mantiene como la segunda mayor empresa europea, con más de 38.500 millones. Se sitúa por detrás de la francesa Vinci (quinta con 43.448 millones). La también gala Bouygues figura igualmente en el top 10 (es novena) de una lista que se completa con siete constructoras chinas, que ejercen su dominio gracias a las fortísimas inversiones en infraestructuras en el país. Con 115.084 millones, China State Construction ha relevado en el primer puesto a China Railway Group (112.670 millones), ahora segunda. Vinci y Bouygues sustentan su fortaleza también en su negocio interior, mayor que el exterior, una condición muy alejada de la que presentan ACS y el resto de empresas españolas, que desde hace años enfrentan los durísimos recortes de la inversión pública en España.

ACS, además, emerge como la firma europea que más engordó su cartera de negocio en 2015, con 38.580 millones, por delante de Vinci y Bouygues.

Además de ACS, Ferrovial figura en el puesto 16 de firmas más internacionalizadas. Técnicas Reunidas (26) y OHL (28) ganan posiciones en este ranking, en el que Abeinsa paga la crisis de su matriz Abengoa y pierde 18 escalones (38). También Isolux, Sacyr y FCC avanzan puestos. En la lista global (nacionales e internacionales), Ferrovial se mantiene en el puesto 27 y OHL es la tercera española, en el 61.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Cosas que tienen que cambiar
A Favor
En Contra

Bancos y vivienda:

Cambiar el artículo de la ley de emprendedores para que cambie de 500.000 euros a 150.000 la inversión inmobiliaria para que los extranjeros obtengan el permiso de residencia permanente, como se hizo en un principio para otorgar la residencia a los extranjeros, el cambio de 150.000 a 500.000 euros no ha beneficiado nada al propietario de primera o segunda vivienda a mi entender.

Quita hipotecaria del 20% vivienda habitual como mínimo para ajustar el valor real hipotecario al de mercado actual de mercado, sobre todo para aquellas personas victimas de los tremendos sobreprecios de la vivienda en los años del boom inmobiliario. Dará lugar a un aumento del consumo al reducir la cuota hipotecaria de las familias y facilitara la posterior venta de la propiedad.

Los bancos deberían respetar en la subrogación hipotecaria en la vivienda habitual el interés pactado en primera instancia y no ser cambiado hasta 4 veces más alto como pasa en la mayoría de las ocasiones.



Eliminación total de las cláusulas suelo y las de interés demora a todas las hipotecas.

Eliminación de la deuda hipotecaria a todos los que han sido desahuciados de su única vivienda.

Reducir al mínimo todo tipo de gasto administrativo que suponga la venta de la vivienda.

Derecho a Dacion en Pago para vivienda habitual para todas las viviendas adquiridas entre los años 2002 a 2008 del boom inmobiliario.

Puntuación 0
#1