Cataluña

La patronal catalana reclama ejecutar obras pendientes por 10.000 millones en cinco años

  • Foment del Treball argumenta que la gran mayoría son proyectos ya presupuestados
  • Defienden que las administraciones deberían licitar 5.000 millones anuales en la comunidad
  • Calculan un déficit acumulado de inversión en infraestructuras de 28.000 millones en diez años
Virginia Guinda, Josep Sánchez Llibre, Anna Cornadó y Joaquim Llansó. EE
Barcelona

Foment del Treball ha reclamado este lunes "un impulso financiero extraordinario" de 2.000 millones de euros anuales en los próximos cinco años (2019-2023), lo que equivale a un total de más de 10.000 millones, para ejecutar infraestructuras que en su mayoría proceden de licitaciones y presupuestos de los últimos 10 años pero que no se han llevado a cabo.

Lo ha explicado en rueda de prensa el presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre, junto al presidente de la Cambra Oficial de Contractistes d'Obres de Catalunya (CCOC), Joaquim Llansó.

Sánchez Llibre ha argumentado que "es una auténtica vergüenza que haya obras licitadas hace 15 años y que todavía no están acabadas", y ha hecho un llamamiento a que se cumplan los presupuestos licitados y aprobados y que no se han ejecutado.

La práctica totalidad de grandes obras estratégicas pendientes en Cataluña son de competencia estatal, pero los constructores apelan al conjunto de administraciones.

Este lunes han insistido en que la inversión ordinaria anual entre la administración central, autonómica y local en Cataluña debería ser de 5.000 millones de euros anuales, el 2,2% del PIB de la comunidad autónoma, si se toma como referencia a 12 países de la zona euro.

Sin embargo, en 2018 la licitación de obras fue del 0,8%, a lo que hay que añadir que un porcentaje relevante no se termina ejecutando.

Déficit acumulado

Siguiendo estos cálculos, Llansó ha indicado que se ha acumulado un déficit de inversión en Cataluña de casi 28.000 millones en los últimos 10 años (2009-2018), tomando como referencia las licitaciones. Respecto a Ejecución, por ejemplo, el Estado invirtió en 2018 el 54,2% de lo presupuestado, con Cataluña recibiendo un 10% de la inversión total regionalizada.

Ha reconocido que Cataluña no es la única autonomía con déficit inversor, sino que es una cuestión general estatal, pero ha detallado que Cataluña aporta el 19% del PIB y 10 años con infrainversión "son demasiados años" porque la situación "se cronifica" y se producen dos efectos: Se pone en peligro el sector de la construcción y la competitividad de la economía catalana por la pérdida de oportunidades a largo plazo.

107 obras estratégicas

El presidente de la CCOC ha lamentado que desde que elaboraron en 2015 el catálogo CAT-100 con las infraestructuras básicas pendientes de ejecutar en Cataluña, solo se han completado cuatro obras de la lista, mientras que han añadido once nuevas, de forma que actualmente hay 107 proyectos pendientes. Y la falta de Presupuestos estatales y catalanes impide licitar nuevas obras, ha apostillado.

Las prioridades siguen siendo el Corredor Mediterráneo, el Cuarto Cinturón, el desdoblamiento de la N-II y la N-340, la construcción de la estación intermodal de la Sagrera en Barcelona, los accesos al Puerto y el Aeropuerto y la L9 del Metro.

También destacan que está pendiente de definir –y es urgente hacerlo- el modelo de financiación de las vías de alta capacidad, así como el modelo de gestión de los puertos y aeropuertos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0