Cataluña

Miquel y Costas gana 28,2 millones hasta septiembre, un 1% más

  • La facturación crece un 4,1% hasta 189,3 millones
Jordi Mercader (Miquel y Costas)
Barcelona

El Grupo Miquel y Costas ha obtenido un beneficio neto de 28,2 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 1% más que en el mismo periodo de 2017.

El importe neto de la cifra de negocios hasta septiembre ha ascendido a 189,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4,1% interanual. La compañía especializada en papeles especiales lo atribuye principalmente a la mejora de las ventas en la línea de Industria del Tabaco, a las mayores ventas en la línea de Productos Industriales y a la incorporación de las ventas realizadas por la sociedad Clariana, cuya adquisición anunció en verano.

El crecimiento del negocio de la Industria del Tabaco ha permitido compensar el "fuerte incremento" del precio de la energía y de la celulosa y el efecto negativo de la hiperinflación en Argentina. Por el contrario, en la línea de Productos Industriales, los aumentos de volumen y de precios de venta no han sido suficientes para absorber totalmente los incrementos de precio de las principales materias primas, según la compañía.

El grupo considera que la actual situación de la economía mundial, así como el fuerte y persistente incremento de los precios de la energía y los altos precios de la celulosa y de otras materias primas, a lo que se agrega la situación de elevada inflación que está experimentando la economía argentina, son factores que tienden a dificultar la evolución del negocio.

A pesar de ello, Miquel y Costas mantiene su previsión de aumento de resultado en el actual ejercicio, así como su compromiso con su plan de inversiones "que debe sustentar el crecimiento futuro del grupo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.