Cataluña

Mas anuncia impuestos altos para financiar el proceso independentista

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, va desvelando algunos de los inconvenientes que tendrá para los catalanes la independencia. Ayer, en una conferencia, anunció que el proceso hacia la independencia tendrá unos costes económicos altos y que "durante un tiempo seguramente tendremos que mantener una fiscalidad alta para asegurar la transición y salvar el Estado del bienestar".

Mas no concretó en que impuestos se aplicará esa fiscalidad alta, pero Cataluña ya es la autonomía donde el tipo de retención de la Renta es el más elevado de toda España.

Hasta ahora, Mas siempre había asegurado que Cataluña dispone de los recursos suficientes para hacer frente a su independencia, pero ayer matizó su discurso al asegurar que "la sostenibilidad de las finanzas públicas no se puede poner en peligro, porque de ello depende la justicia social y el bienestar". De igual forma, aseguró que "en la Cataluña independiente los problemas económicos no se habrán acabado".

Sin embargo, el presidente de CiU se mostró firme en su propósito de convertir las elecciones autonómicas del próximo 27 de septiembre en un plebiscito sobre la independencia de Cataluña.

En su opinión, "nadie sabe que pasará el 27-S, pero si el mandato es claro, será necesario hacer una constitución y votarla". La votación de esa nueva carta magna sería equivalente a la ratificación de la independencia por los catalanes, tal y como también defiende ERC.

La sintonía de CiU con los republicanos se tradujo también en un acuerdo para aprobar los Presupuestos de la Generalitat de 2015. ERC ha aceptado votar a favor de las cuentas públicas catalanas a cambio de destinar más fondos a la creación de "estructuras de Estado" (la Hacienda y la Seguridad Social catalanas) y la constitución de un fondo destinado a cubrir necesidades básicas de las familias, por valor de 100 millones de euros.

Estos 100 millones (sobre un presupuesto total de 22.481 millones) proceden íntegramente del ahorro en el pago de los intereses de la deuda que permite el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). El ahorro estimado es de unos 600 millones, de los que 500 millones se destinarán a devolver la paga extra a los funcionarios y el resto al fondo pactado ayer por los dos partidos.

ERC se desdice

Donde el acuerdo entre CiU y ERC

se ha roto ha sido en el tema de la corrupción. Ayer los republicanos registraron en el Parlament una petición para que Mas comparezca ante la comisión de investigación sobre fraude, evasión fiscal y corrupción (conocida como la Comisión Pujol), por lo que finalmente el presidente catalán deberá dar explicaciones en este órgano.

Hasta ayer los republicanos habían votado en cuatro ocasiones en contra de la comparecencia de Mas en la comisión, al considerar que era mejor que se explicase en la comisión de Asuntos Institucionales.

La petición de comparecencia por parte de los republicanos llega después que se haya conocido que nuevas investigaciones judiciales apuntan a que Artur Mas pudo mediar en procesos de deslocalización por los que supuestamente Oriol Pujol obtuvo comisiones ilegales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud