Cataluña

Los empresarios urgen al 'Govern' para ampliar El Prat

  • Reivindican que es compatible con la biodiversidad y no hacerlo condenará a Cataluña a la decadencia
  • Sánchez Llibre sostiene que ya se han perdido "demasiadas oportunidades"
  • En la Generalitat, Puigneró (Junts) defiende la obra mientras Aragonès (ERC) sigue equidistante
Acto empresarial en Esade por la ampliación de El Prat. Foto: EE

Un total de 165 empresas y entidades económicas han defendido este miércoles en Esade la ampliación del Aeropuerto de Barcelona que propone Aena, con una inversión de 1.700 millones entre 2025 y 2031 y la creación de 350.000 empleos directos e indirectos.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, instigador del acto, ha considerado que "está bien" la mesa de diálogo institucional para buscar el consenso sobre la ampliación de El Prat que anunció este martes el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, pero urgió a que haya resultados: "Tenemos de todo menos tiempo, el acuerdo debe ser muy rápido".

Ha añadido que "ya se han perdido demasiadas oportunidades y este avión hacia la prosperidad no se nos puede escapar" porque la alternativa es la "decadencia". El exconsejero catalán de Economía Andreu Mas-Colell ha argumentado que la ampliación es compatible con el respeto ambiental, e incluso pueden crearse nuevas zonas naturales protegidas mejores que las actuales, y ha ejemplificado que uno de los motivos por los que Barcelona no logró acoger la Agencia Europea del Medicamento fue que Ámsterdam tenía mejores conexiones aéreas, así como que el Mobile World Congress no sería posible sin buenas conexiones internacionales.

Vueling se reivindica

El presidente y consejero delegado de Vueling, Marco Sansavini, ha reivindicado el papel de la compañía y del grupo IAG en el Aeropuerto de Barcelona -suponían la mitad de los pasajeros antes de la pandemia-, y su "voluntad" de formar parte del debate sobre el futuro de las instalaciones "en todas las mesas de trabajo necesarias".

También ha mencionado dos condicionantes para que la inversión de Aena sea provechosa: "Reactivar la demanda eliminando las restricciones y apoyando las necesidades de los operadores, y asegurar que dicha inversión no repercuta en los costes a los pasajeros, lo que impactaría en la demanda y frustraría la ambición de ampliar la red".

Asimismo, ha aseverado que "pensar en solucionar el problema evitando ampliar el aeropuerto y dedicándolo solo a largo radio es irreal. No hay ningún AVE en el mundo que pueda sostener una red de largo radio sin conectividad en el mismo aeropuerto con el corto y medio radio".

En el acto también han intervenido el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus; el presidente de Pimec, Antoni Cañete; la presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, Mònica Roca; el presidente de la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec), Gerard Esteva; la presidenta de Barcelona Global, Aurora Catà; el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Cataluña (Aijec), Ruben Sans, y el presidente del Racc, Josep Mateu.

Antes del acto de Esade, y a sus puertas, la plataforma Zeroport, formada por organizaciones ecologistas, sociales y vecinales, ha reclamado la paralización indefinida de los planes de ampliación del Aeropuerto de Barcelona y de cualquier otra infraestructura contaminante con el objetivo de combatir el cambio climático, y han denunciado la "presión del 'lobby' empresarial catalán".

Postura del 'Govern'

En el primer pleno del Parlament del nuevo gobierno catalán, el presidente Aragonès (de ERC) y el vicepresidente y responsable de infraestructuras, Jordi Puigneró (de Junts), han coincidido en la defensa de la mesa institucional para buscar un acuerdo sobre la ampliación, pero con matices, y con la oposición frontal de la CUP al proyecto.

Aragonès ha defendido la "prosperidad" siempre que sea compatible con el respeto del entorno, y ha señalado que la decisión sobre la ampliación de El Prat no depende únicamente de la Generalitat, ya que para modificar zonas naturales protegidas también se requieren trámites estatales, además de la autorización de la Unión Europea que debe solicitar la administración catalana.

Por su parte, Puigneró ha afirmado que Cataluña "no puede permitirse el lujo de no tener un aeropuerto preparado para la economía del siglo XXI".

En cambio, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, defiende el modelo de decrecimiento de las conexiones aéreas en favor del tren, y este miércoles ha abogado por un debate global sobre el modelo de infraestructuras.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

-
A Favor
En Contra

Con lo fácil que es pedir dinero al que administra los impuestos.

Puntuación 0
#1