Cataluña

Puig perdió 72 millones en 2020 por la pandemia pero prevé triplicar ventas para 2025

  • Potenciará la cosmética, la venta online y Asia para crecer orgánicamente
El presidente ejecutivo de Puig, Marc Puig. EE

La multinacional catalana de perfumería, moda y cosmética Puig cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas de 72 millones de euros en el "peor año de la historia de la compañía" debido a la pandemia, que redujo un 24% las ventas (pasando de 2.029 millones de euros en 2019 a 1.537 millones en 2020), según ha explicado en rueda de prensa su presidente y consejero delegado, Marc Puig.

Con todo, confía en el crecimiento orgánico a través de la potenciación del negocio de cosmética y el auge del canal digital y el mercado chino para ampliar sus objetivos a medio plazo, duplicando la facturación en tres años y triplicándola en cinco, de forma que las ventas ronden los 3.250 millones en 2023 y los 4.500 en 2025.

Para conseguirlo, contará con la adquisición realizada en junio de 2020 de la marca británica de maquillaje y cuidado de la piel Charlotte Tilbury. También ha lanzado una línea de maquillaje de una de sus principales marcas de perfumería y moda, Carolina Herrera, y prevé hacerlo con Paco Rabanne.

Asimismo, desde el 1 de enero Puig cuenta con una nueva estructura de grupo en la que, además de moda y fragancias y de Charlotte Tilbury, ha sumado otras inversiones de la familia del ámbito de cuidado de la piel, incorporando Uriage, Apivita y la participación del 50% de Isdin (esta última no consolida en las cifras de Puig). Con ellas, la compañía pasa a ser número 3 en el ranking europeo del sector de dermocosmética.

El año pasado, Puig mantuvo el ebitda en números negros, con 93 millones, pero muy por debajo de los 333 millones de 2019, ya que el confinamiento y el distanciamiento social lastró las ventas de perfumería y moda, tanto por la caída de demanda como por el cierre de comercios (desde perfumerías a centros comerciales, e incluso los Duty Free de los aeropuertos).

Por el contrario, la venta online dio un "salto" en 2020 hasta el 28% de la facturación total, y el objetivo es que comporte un 30% en 2025. Respecto al peso de Asia en el negocio total, la intención es que pase del 7% al 16% en 2023 y al 25% en 2025.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.