Cataluña

La industria automovilística insta a las pymes a forjar alianzas para garantizar su viabilidad

  • La asociación CIAC advierte que es imprescindible que se cuente con un fabricante de baterías eléctricas
  • Considera que las compañías auxiliares dependen excesivamente de multinacionales
Línea de fabricación en la empresa Gestamp. eE
Barcelona

El Clúster de la Indústria d'Automoció de Catalunya (CIAC) insta a las pymes del sector a forjar alianzas y acuerdos de colaboración entre ellas y con los grandes fabricantes para garantizar su viabilidad ante los retos de futuro.

El presidente de CIAC, Josep Maria Vall, ha constatado este jueves que el tejido industrial en Cataluña tiene oportunidades para afrontar la transformación del sector hacia su electrificación, pero ha advertido de que será necesario que puedan ofrecer productos y servicios globales a los fabricantes mediante acuerdo de cooperación y complementariedad.

De lo contrario, ha añadido, muchas empresas podrían desaparecer en un periodo de cinco o diez años.

Vall considera que esta estrategia es válida para todos los segmentos de actividad, incluidas las empresas auxiliares de la automoción, de las que ha asegurado que "posiblemente dependen en exceso de las multinacionales" y se ha referido a la crítica situación que atraviesan compañías como Continental, Robert Bosch o Saint Gobain en Cataluña, a raíz de la reestructuración del sector y del cierre de Nissan en Zona Franca (Barcelona).

Sobre la marcha de la multinacional japonesa y la búsqueda de una posible alternativa industrial, el presidente de CIAC se ha mostrado optimista, aunque ha matizado que sea o no vinculada a esta circunstancia, lo que es "imprescindible" es que España cuente con un fabricante de baterías eléctricas para sostener el desarrollo del sector automovilístico.

Para Vall, hace falta que las administraciones tengan una visión clara de hacia dónde va el sector, así como cuáles son sus necesidades: "Tienen que invertir en infraestructuras de recarga de baterías y dar facilidades. También tienen que ayudar para que la fábrica de baterías sea un hecho en nuestro país".

Josep Maria Vall también ha explicado que se prevé una reducción de las ventas de automóviles de entre el 15% y el 20% este año debido a la pandemia de coronavirus, frente a las previsiones que auguraban una caída de entre el 40% y el 50%, debido a que los fabricantes ya operan al 90%.

Vall ha explicado que hay una "clara" reducción de la fabricación de vehículos en la Europa occidental, que actualmente produce el 25% a nivel mundial, y ha explicado que en 2018 se fabricaron 95 millones de coches en todo el mundo y que para este año se prevén 72 millones debido al paro por el Covid-19.

"Hay previsiones que dicen que en 2040 Europa solo hará el 5% de la producción mundial de coches. Por el efecto de China. Hace 14 años tenía un 6-7%, ahora está en un 28-29%. Hay un desplazamiento total de Europa hacia China, del Atlántico hacia el Pacífico", ha concluido.

Ha lamentado la media de 12,6 años de edad del parque español de vehículos y ha augurado que en 2040 habrá un 30% de los vehículos con baterías eléctricas, mientras que el 25% serán híbridos, el 23% de hidrógeno y el 22% de combustión: "Tendremos una gama variada".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin