Cataluña

Jordi Montull ingresa en Brians 2 para cumplir la pena por el caso Palau

  • El ex director de la institución musical tiene una condena de siete años y medio de cárcel por su papel en el desfalco de la entidad
Jordi Montull saliendo de los juzgados de Barcelona, en 2017. Efe
Barcelona

El exnúmero 2 del Palau de la Música en la época de Fèlix Millet, Jordi Montull, ha ingresado la tarde de este lunes en la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), para cumplir condena por el caso Palau, ha informado la Conselleria de Justicia de la Generalitat.

Montull ha entrado en prisión, de forma voluntaria, para cumplir la pena de siete años y medio de cárcel por su papel en el desfalco de la institución musical, tres días antes del límite fijado por la Audiencia de Barcelona.

La Audiencia ha fijado el 25 de junio como límite para el ingreso en prisión también para Fèlix Millet, expresidente del Palau, y Daniel Osàcar, extesorero de CDC, después de que el Tribunal Supremo confirmara la sentencia del caso Palau, que ahora es firme, y que condenó a un total de 12 personas a penas de entre ocho meses y nueve años y ocho meses de prisión.

Los tres principales condenados por el caso de desvío de fondos del Palau están condenados por delitos como malversación, apropiación indebida, tráfico de influencias, falsificación en documento mercantil y blanqueo de capitales.

Millet y Osàcar han pedido el indulto, aunque al expresidente de la institución musical, condenado a 9 años y 8 meses de prisión, la Audiencia le ha denegado suspender el ingreso hasta que se tramite la petición, y Osàcar todavía está pendiente de la decisión de si le suspenden la pena tras la solicitud.

También habían pedido suspender la pena por motivos de salud en un recurso de súplica, tras la confirmación del Supremo, lo que también les fue denegado por la Audiencia.

Ingreso en prisión

Montull, al ingresar en prisión, ha sido sometido por los funcionarios de prisiones a un primer control de temperatura, a un registro, y se ha confirmado su identidad.

Posteriormente, los profesionales sanitarios le han visitado y, dando prevalencia a los criterios de salud, le han ingresado en la enfermería de la cárcel, según ha detallado el departamento de Justicia.

El reglamento penitenciario fija un máximo de cinco días para acabar el procedimiento de ingreso, y el equipo de tratamiento se entrevistará con el interno para decidir la inclusión en el grupo que corresponda.

La junta de tratamiento tiene un plazo de dos meses para hacer una propuesta de clasificación inicial, a partir del estudio del caso por un grupo multidisciplinar, que después resolverá el Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Conselleria.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin