Cataluña

Grifols invertirá 130 millones para aumentar la producción en Lliçà de Vall

  • El fabricante de derivados del plasma y de soluciones de diagnóstico reforzará las divisiones de Biocencia y Diagnóstico
  • El grupo incluye el proyecto en la estrategia de crecimiento orgánico de la compañía
Instalaciones centrales de Grifols. Luiz Costa / EE
Barcelona

Grifols prevé invertir 130 millones de euros en la construcción de una nueva planta de fabricación para aumentar su capacidad productiva en instalaciones de Lliçà de Vall (Barcelona) y abordar el crecimiento de los próximos años.

Para tal proyecto, que lleva un retraso de unos dos años, la compañía ha adquirido una parcela de 47.274 metros cuadrados en el citado municipio. En una primera fase, las nuevas instalaciones se destinarán a fomentará el crecimiento de la división Biociencia, especializada en la producción de medicamentos derivados del plasma, y a ampliar la capacidad productiva, de investigación y logística del área de Diagnóstico y especializada en medicina transfusional.

Con esta operación, la compañía quiere dar respuesta al crecimiento orgánico y sostenible de Grifols y asegurar a largo plazo la disponibilidad de instalaciones productivas suficientes para poder satisfacer la demanda empresarial.

El vicepresidente global de instalaciones de Grifols, Ricard Bronchud, ha asegurado en un comunicado que la compra de este terreno "forma parte de nuestro compromiso con la inversión local y con generar empleo cualificado en el territorio".

El proyecto se incluye dentro del plan estratégico de la firma de medicamentos derivados del plasma y de soluciones innovadoras de diagnóstico que prevé 1.400 millones de euros en inversiones hasta 2022, 300 de ellos en España.

La puesta en marcha de las nuevas instalaciones generará ocupación cualificada, que se sumará a la plantilla actual de Grifols en el territorio, que es de más de 3.500 empleados.

La compañía destaca que se trata de un terreno situado en la zona de Can Gurri, contigua al polígono industrial de Parets del Vallès, donde Grifols ya tiene una importante presencia industrial desde 1972, por lo que permitirá a la multinacional un crecimiento natural. "La adquisición de este terreno en Lliçà de Vall forma parte de nuestro compromiso con la inversión local y con generar ocupación cualificada en el territorio, en el que tenemos presencia desde hace casi 50 años", dijo Ricard Bronchud, vicepresidente global de instalaciones de Grifols.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin