Cataluña

Foment del Treball rechaza el confinamiento total porque arriesgaría la recuperación económica

  • Cree que no es proporcionado en la actual situación de crisis sanitaria y colapso económico
  • Propone como alternativa más medidas de protección para evitar contagios
  • Critica contraponer la salud con la economía, como ha hecho la Generalitat
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. Luis Moreno

La patronal catalana Foment del Treball rechaza la propuesta de varias comunidades autónomas de confinamiento total para frenar la propagación del Covid-19 porque "no es una medida proporcionada en la actual situación de crisis sanitaria y de colapso económico, y puede ser contraproducente desde esas dos perspectivas".

En un comunicado, ha defendido: "Las actuales medidas decretadas por el Gobierno de España son suficientemente restrictivas. Aumentarlas pondría todavía más en riesgo la recuperación económica tras la pandemia. Decir que el confinamiento total prioriza la salud frente a la economía es un planteamiento maniqueo".

Y es que la portavoz de la Generalitat –que pide desde hace días el confinamiento total-, Meritxell Budó, ha defendido este lunes que la prioridad ahora mismo es la salud y la lucha contra el coronavirus, y no la economía: "Este Govern, si tiene clara una cosa es que, entre vidas y economía, este Govern escoge vidas". Con todo, ha reconocido que el Ejecutivo catalán no tiene calculado el impacto económico que supondría un paro total.

Foment ha justificado que el paro total no respeta el principio de proporcionalidad y, además, no tiene en cuenta que "sin el mantenimiento y posterior recuperación del nivel de la actividad económica, muchas familias quedarán expuestas a problemas de subsistencia".

Ha argumentado que actualmente sólo están funcionando, además de las compañías que operan en teletrabajo, las empresas y servicios que garantizan los servicios básicos alimentarios, energéticos, transporte de mercancías, comercio alimentario, telecomunicaciones, farmacéuticos y sanitarios, así como todas las empresas de suministros y servicios que garantizan el normal funcionamiento de los anteriores.

Advierte de que el cierre total tendría "todavía más" un fuerte impacto en el empleo con más pérdidas de puestos de trabajo, y "podría comprometer seriamente el normal funcionamiento de los servicios esenciales. Incluso de los estrictamente sanitarios".

La entidad ha propuesto que el confinamiento total puede sustituirse por la adopción de "todas las medidas de protección necesarias" para evitar los contagios y garantizar la salud de los trabajadores y de los propios ciudadanos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

-
A Favor
En Contra

Estos siguen sin enterarse de que los pacientes con mas riesgo son ellos, mayores de 65 años; deberían dejar de pensar en la economía y pensar en el valor de cualquier vida humana. Sin personas no hay vida ni economía.

Puntuación 0
#1