Cataluña

Torra telefonea de nuevo a Sánchez sin éxito

  • El 'president' y ERC hacen suyo el lema de Tsunami Democràtic 'sit and talk'
Quim Torra y Artur Mas conmemoran el 9-N en la Generalitat. EE
Barcelona

La Generalitat de Cataluña decidió esperar a después del 10-N para volver a intentar negociar con el Estado el derecho de autodeterminación que defienden los partidos soberanistas, y los buenos resultados del independentismo en los comicios han animado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a levantar el teléfono la mañana de este lunes.

Sin embargo, el resultado ha sido el mismo que en los últimos intentos de Torra de contactar directamente con Pedro Sánchez antes de las elecciones: No se podía poner porque estaba reunido, según fuentes del Ejecutivo catalán.

Así, Torra ha recurrido de nuevo a las declaraciones públicas para hacer llegar su mensaje al presidente del Gobierno en funciones.

En un acto en la Generalitat conmemorativo del quinto aniversario de la consulta independentista del 9-N, Torra ha defendido que "es la hora de que el presidente Sánchez, o el que aspire a ser presidente, se siente a hablar. Es la hora de no esconderse y hablar de soluciones reales sobre un conflicto político que no merece el menosprecio, y aún menos una no respuesta o una respuesta autoritaria".

Torra ha hecho suyo el lema de Tsunami Democràtic de sit and talk (sentarse y hablar), y ha elogiado el "sacrificio" de los políticos que impulsaron el 9-N, entre ellos Artur Mas, que ha defendido que los resultados del 10-N confirman que el independentismo catalán no es un suflé y que requiere una "propuesta en positivo" por parte del Estado que se pueda contrastar con las aspiraciones independendistas para que los catalanes puedan elegir.

Presión soberanista

El avance del independentismo en Congreso y Senado, con un representante más en cada Cámara de las Cortes, y el retroceso de tres escaños del PSOE en el Congreso y la pérdida de la mayoría absoluta en el Senado han dado alas a los partidos soberanistas catalanes a la hora de presionar.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha sostenido este lunes que Sánchez está debilitado tras las elecciones generales del domingo y le ha exigido, al igual que ha hecho Torra, "sentarse y hablar" para buscar una solución democrática al conflicto en Cataluña, lo que en su opinión pasa por el derecho de autodeterminación y la amnistía de los condenados por el 1-O.

JxCat ha ido más allá y la cabeza de lista de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha propuesto a Sánchez hacer autocrítica cediendo el paso a alguien "más preparado" que él para afrontar el nuevo escenario postelectoral, informó Europa Press.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin