Castilla y León

La espera para ser operado en Castilla y León se reduce en más de 11.000 pacientes y 22 días en los últimos tres años

Antonio Sáez, consejero de Sanidad de Castilla y León
Valladolid

La lista de espera quirúrgica en Castilla y León se ha reducido en 4.114 pacientes y en 10 días de demora media con respecto a los datos del mismo periodo del pasado año, según datos de la Consejería de Sanidad.

Así, a 31 de marzo de 2018, un total de 26.160 personas se encontraban esperando una intervención quirúrgica en alguno de los hospitales públicos de Sacyl, mientras que el número de días que esperaban se situaba en una media de 73. El 31 de marzo de se encontraban en lista de espera 22.046 pacientes y la demora media era de 63 días, es decir, un 15,7 % y un 13,6 % menos, respectivamente.

Esta reducción sigue en la senda que se inició hace ya tres años con la puesta en marcha del Plan Perycles, el Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de las Listas de Espera del Servicio de Salud de Castilla y León. Perycles se marcaba como finalidad "mejorar las listas de espera y las demoras, priorizar a los pacientes en función de la gravedad y de la urgencia y conseguirlo de un forma eficiente y sostenible, aportando una información adecuada, clara y transparente a los pacientes, para que puedan ejercer sus derechos".

Desde el inicio de Perycles, cuando 33.212 pacientes se encontraban esperando una operación, con una demora media de 85 días –datos correspondientes al 31 de marzo de 2016-, la reducción de la lista de espera ha sido de un 33,6 % -11.166 pacientes menos- y la disminución de la demora media ha sido de un 25,8 %, con 22 días menos de espera.

Esta reducción destaca también por hospitales, algunos de los cuales –Hospital de Ávila, Hospital del Bierzo y Hospital Clínico de Valladolid- han reducido su lista de espera quirúrgica en más de un 50 % respecto a los datos de marzo de 2016. El esfuerzo realizado por los centros hospitalarios de Castilla y León ha permitido, en muchos de ellos, lograr los objetivos marcados por el Plan Perycles varios meses antes de lo previsto. De hecho, el objetivo de este Plan era finalizar 2019 con 22.500 pacientes en espera y una demora media de 65 días, un objetivo ya superado en el conjunto de la Comunidad -22.046 pacientes y 63 días de demora media-.

Los datos también son positivos si se comparan con los últimos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y datados a 30 de junio de 2018: la tasa por cada 1.000 habitantes era entonces de 12,95 de media en el Sistema Nacional de Salud y de 10,10 en los hospitales de Sacyl; la demora media de 93 días en el SNS y de 65 en Castilla y León; y el porcentaje de pacientes con más de seis meses de espera es del 12,2 en España y del 5,2 % en Castilla y León. Teníamos, por tanto, un 22 % menos de pacientes en espera, una demora media un 30 % inferior y un porcentaje de pacientes con más de seis meses de espera un 57 % menor que la media nacional. Además, en Castilla y León se ha cumplido en estos años el objetivo de que ningún paciente calificado como prioridad 1 espera más de 30 días para ser intervenido.

Desde la publicación de estos datos, la espera quirúrgica ha mejorado, lo que, según el departamento que dirige Antonio Sáez, permite afirmar que Castilla y León continúa siendo una de las comunidades con menores esperas para intervenciones quirúrgicas de todo el Sistema Nacional de Salud.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.