Castilla y León

Los expertos auguran que los sensores en el campo supondrán la transformación definitiva del modelo de producción de alimentos

En la imagen, el equipo de ponentes, el director general de la PAC y Albano Martín, director de la Escuela Agraria de La Santa Espina
Valladolid

La sensorización de las explotaciones, maquinaria y cultivos supondrá el paso definitivo para la transformación del modelo tradicional de producción de alimentos hacia una Agricultura 4.0 que dotará a los profesionales del campo de herramientas suficientes para incrementar sus rendimientos gracias al aumento de la productividad.

Es una de las principales conclusiones extraídas durante la jornada "La agricultura del mañana. Una oportunidad para el profesional" organizada este jueves por Agroaguilar (Grupo Soaga) en el Monasterio de La Santa Espina (Castromonte, Valladolid) y en la que se han dado cita hoy más de 200 agricultores.

Los expertos coinciden en que la agricultura de precisión, que permite el tratamiento de las distintas zonas de las parcelas en función del potencial y de las condiciones de los cultivos, y la agricultura telemática, con la que se obtiene información a través de un sistema de comunicaciones individuales, evolucionarán en los próximos años hacia el "Internet de las Cosas" aplicado a la agricultura, de tal forma que los sensores ya no serán una parte más de los equipos sino el camino hacia la productividad real.

"Las explotaciones conectadas permitirán alcanzar rendimientos óptimos gracias a la información que obtengamos de los datos que nos aporten semillas, fertilizantes, agroquímicos, clima, suelo o maquinaria", explica Alfonso Fernández, de Borealis LAT, tercer fabricante europeo más importante en materia de fertilizantes.

La nueva PAC

La jornada, que fue inaugurada por el director general de la PAC de Castilla y León, Juan Pedro Medina, ha servido además para corroborar, una vez más, la preocupación que tienen los agricultores sobre lo que depare la PAC a partir del año 2020, cuando debe iniciarse el nuevo periodo. En este sentido, Juan Pedro Medina, director general de Política Agraria Comunitaria de Castilla y León, ha remarcado que la nueva PAC será más austera debido al "agujero presupuestario que deja el Brexit" y con mayores niveles de requisitos y condicionalidad. Medina ha incidido además en que "la PAC no puede apoyar a profesionales ineficientes, sino al que tiene criterio empresarial al ejercer su actividad". En Castilla y León -ha dicho- "hay 14.000 perceptores menos en esta PAC que en la anterior, porque precisamente se deja fuera a quienes no son agricultores activos".

Por otra parte, el director general de la Junta de Castilla y León ha recordado que el 40 por ciento de las medidas de la nueva PAC tendrán un componente relacionado con la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad. Este aspecto ha recalcado también Beatriz Álvarez de Lasarte, jefa de Ventas de Iberpotash, única empresa productora de sales potásicas en España y que está desarrollando tecnología y nuevos procesos para reducir la huella ambiental y conseguir un producto más eficiente.

Cuestión de talento

La jornada se ha cerrado con la intervención del director comercial de Grupo Soaga, José Luis Tomé, quien ha remarcado que "se avecinan años especialmente interesantes para el sector agrícola" y ha apelado a que "no pensemos solo en las nuevas tecnologías como la revolución que determinará la agricultura del mañana, sino que esto tendrá mucho más que ver con la apuesta por el talento y por la formación de profesionales que serán capaces de interpretar las nuevas reglas del mercado".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.