Castilla y León

Iveco retira el ERTE en su planta de Valladolid que había sido denunciado por el Comité de Empresa

Planta de Iveco en Valladolid
Valladolid

La dirección de IVECO Valladolid ha decidido la retirada del ERTE que tenía en marcha la compañía y que había sido denunciado ante los tribunales por el Comité de Empresa.

En la mañana de ayer, se debía haber celebrado el juicio contra el uso inapropiado del ERTE por parte de IVECO Valladolid, interpuesto por el Comité de Empresa de la fábrica vallisoletana, pero a la puerta de los juzgados antes de entrar a juicio, la representación de la empresa se ha visto obligada a dar marcha atrás y ofrecer a la representación de la plantilla la anulación del Expediente, abonando el 100% de los salarios a los trabajadores y trabajadoras que se vieron afectados y dejandolo sin efectividad en cuanto al uso de la prestación por desempleo.

Según explica CGT, fue el pasado mes de septiembre, cuando la Dirección de IVECO Valladolid presentó un nuevo ERTE que afectaba a toda la plantilla. Este anuncio por parte de IVECO "no sentó demasiado bien entre los trabajadores y trabajadoras, pues venían de realizar jornadas de flexibilidad a mayores casi todos los sábados del año". Los ánimos venían caldeados de antes por la negativa de la empresa a mejorar su última oferta de convenio, posición que había llevado a la plantilla a secundar de manera unánime las cinco jornadas de huelga que se convocaron en la fábrica de Valladolid por un Convenio digno, por lo que este nuevo ERTE se vio como un nuevo ataque de la empresa y una medida de presión más para que la plantilla aceptara la oferta de convenio planteada desde la Dirección.

Ante esta situación el Comité de Empresa decidió no firmar dicho ERTE y presentar denuncia para que fuera la justicia quien determinara la legitimidad de la medida.

Las sospechas de ERTE fraudulento, se afianzaron entre la plantilla al retirar la empresa en diciembre el expediente de regulación, habiendo afectado a un 20% de la plantilla durante 11 días de los 21 días solicitados. "Lo que confirmaba lo innecesario de esta medida por parte de la empresa", afirma la central sindical.

Desde CGT creemos que IVECO "se ha visto obligada a claudicar ante las evidencias del uso fraudulento del ERTE y que esto demuestra la política habitual de la empresa hacía los trabajadores, que no es otra que la del abuso". Hay que recordar, añaden, que esta política de la compañía se ha puesto una vez más de manifiesto con el despido de un trabajador de la planta, despido que nos ha llevado a CGT a volver a entrar en conflicto con la empresa, esperamos que esta decisión de reconocer su nefasta política hacia la plantilla, anulando el ERTE, "se extienda también al despido de este trabajador con su readmisión".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin