Castilla y León

La nueva Estrategia de Innovación movilizará 14.523 millones en los próximos siete años

Valladolid

La Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves en la reunión del Consejo de Gobierno la nueva Estrategia RIS 3 de Investigación e Innovación en Castilla y León para la especialización inteligente (2021-2027), que movilizará un total de 14.532 millones de euros, de los cuales 5.251 serán públicos y 9.281 privados.

La RIS3 representa un nuevo planteamiento respecto a la anterior evolucionando hacia tres grandes vectores de transformación de la economía: 'Castilla y León, territorio con calidad de vida', 'Castilla y León, neutra en carbono y plenamente circular' y 'Castilla y León, una apuesta por la fabricación inteligente y la ciberseguridad'.

La Estrategia da el relevo a la elaborada para el periodo 2014-2020, estableciéndose como el instrumento de planificación de la Junta que marca los objetivos y prioridades de la política de ciencia y tecnología de la Comunidad, incluyendo actuaciones del ámbito de la investigación, desarrollo tecnológico e innovación (I+D+I) y de la Agenda Digital de Castilla y León.

Así, la RIS3 de Castilla y León 2021-2027 se concibe como un instrumento para incrementar la competitividad de las actividades en las que Castilla y León está especializada, apostando no sólo por su transición digital y ecológica, sino aprovechando como nichos de oportunidad la digitalización, la descarbonización y la sostenibilidad exigida a nivel europeo y mundial, sin perder el sello de identidad de Castilla y León.

El nuevo documento comparte muchos elementos clave con la estrategia del periodo anterior como la integración de las políticas de I+D+I y de Sociedad de la Información; la apuesta por el desarrollo basado en el conocimiento, estimulando la inversión privada; o la elaboración en base a un proceso participativo para construir una visión compartida entre empresas, ciudadanos, universidades, centros de investigación y Administración, informa el Ejecutivo regional.

Sin embargo, la RIS3 2021-2027 representa un nuevo planteamiento respecto a la estrategia anterior, con un mayor énfasis en objetivos y prioridades que pretenden alinear esfuerzos de todos los sectores de una forma más transversal a través de tres grandes vectores de transformación: "Castilla y León, territorio con calidad de vida'; 'Castilla y León, neutra en carbono y plenamente circular'; y 'Castilla y León, una apuesta por la fabricación inteligente y la ciberseguridad''

Asimismo, entre los objetivos se encuentra mejorar y fortalecer el ecosistema de I+I, avanzar en la digitalización de la economía y sociedad y reforzar la gobernanza participativa para la especialización.

La RIS3 de Castilla y León 2021-2027 prevé financiarse mediante recursos tanto públicos como privados. Así, la previsión de recursos económicos que movilizará la RIS3 a lo largo de su ejecución durante este periodo será de 14.532 millones de euros.

Por un lado, la Junta de Castilla y León invertirá las cantidades que se destinen a ciencia y tecnología en los sucesivos Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León para las anualidades 2022-2027, con una aportación de 3.816 millones de euros, del total de los 5.251 millones públicos que se movilizarán.

Por otro lado, la RIS3 estimulará la participación de los agentes del sistema de ciencia y tecnología (empresas, universidades, centros de investigación, centros tecnológicos, clusters, etc.) en programas de financiación de I+D+I y de digitalización procedentes de otras Administraciones Públicas locales, nacionales e internacionales, como los sucesivos planes estatales de investigación científica, técnica y de innovación, o los programas de la Unión Europea (programa Horizonte Europa, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, Fondo de Innovación InvestEU, programa Europa Digital, etc.) todos ellos encaminados a contribuir significativamente a las orientaciones políticas de ciencia y tecnología en el periodo 2021-2027.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.