Castilla y León

La producción agraria de Castilla y León alcanzó en 2020 su segundo mayor valor histórico

Valladolid

La producción agraria aumentó un 10 por ciento el pasado año en Castilla y León y alcanzó, según la primera estimación, los 6.613 millones de euros, el segundo mayor valor histórico en términos globales y el mayor respecto al valor de la producción vegetal que llegó a los 3.128 millones de euros, prácticamente igual que la animal que se mantiene en los 3.126 millones de euros.

Además, este crecimiento es cuatro veces superior al calculado para el resto del país, donde se prevé un aumento del 2,4 por ciento.

Según los datos aportados por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, la producción vegetal creció un 22 por ciento fruto "fundamentalmente" de la "excelente cosecha" de cereales de invierno, que alcanzó los 8,6 millones de toneladas, 10 millones si se suma la recolección de los cereales de verano.

Las mismas fuentes han precisado asimismo que la producción animal, con un ligero crecimiento del 1 por ciento, en línea con el aumento nacional, presenta unos valores "mucho más estables" que la producción vegetal, "muy dependiente" en este caso de las condiciones meteorológicas de cada año.

Por su parte, la renta agraria alcanzó los 2.833 millones de euros, un 25,8 por ciento superior respecto al valor registrado en 2019 y seis veces más que el crecimiento experimentado a nivel nacional, que ha sido en este caso del 4,4 por ciento.

En el caso concreto de la producción vegetal alcanzó un valor de 1.704 millones de euros, un 53 por ciento superior a la del ejercicio 2019, un repunte al que contribuyeron los cultivos industriales, con un valor de 282 millones de euros, un 18 por ciento más, por el "buen comportamiento" del girasol tanto en producción como en precio.

También destaca la contribución de los cultivos forrajeros, que aportaron en su conjunto un valor de 461 millones de euros, un 7 por ciento más en este caso que en 2019, por el aumento de la producción, con especial incidencia en la veza forrajera.

Sin embargo, sectores como las hortalizas, la patata o las frutas, con un valor de producción de 233, 116 y 182 millones de euros respectivamente, se situaron con unos importes por debajo de los datos de 2019. Según recuerdan desde la Consejería de Agricultura, la falta de demanda en el canal Horeca por la pandemia del coronavirus derivó en una caída del consumo de la patata, como ocurrió también con el vino "también muy afectado por la bajada del consumo en este canal de distribución".

En el caso de la producción animal destaca el "buen comportamiento" de tres sectores, entre ellos el porcino, que se mantiene como el sector ganadero más importante con más del 40 por ciento de la producción animal y un valor de 1.309 millones de euros, un 3 por ciento más que en 2019 por el crecimiento de la producción que ha amortiguado la bajada de precios. "Es un sector que continua su crecimiento, de tal forma que desde 2010 ha duplicado el valor de su producción", destacan desde la Consejería.

Aumento de la producción láctea

Por su parte, la producción láctea, con un valor de 573 millones de euros, aumentó un 1,5 por ciento respecto a 2019 como consecuencia del incremento de precios y de un "ligero ascenso" de la cantidad de leche producida. En el caso de la producción de huevos, aportó 210 millones de euros, un 20 por ciento más en comparación con el año anterior por el aumento de la cantidad producida y del precio percibido.

Estos incrementos compensaron el descenso del valor del resto de los sectores que constituyen la producción animal, que en conjunto aportan 1.034 millones de euros y presentan un descenso total del 5 por ciento respecto al año 2019. Desde la Consejería recuerdan al respecto que tanto la producción de carne de ovino y caprino como la de la carne de vacuno también se vieron afectados por la falta de consumo en el canal Horeca.

Desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural han destacado que los datos de la producción agraria de 2020 confirman la tendencia al alza registrada en los últimos años, que "únicamente" se vio lastrada por la sequía y por las malas cosechas de los años 2014, 2017 y 2019, cuando disminuyeron las producciones de cereales de invierno y otros cultivos de secano y, por lo tanto, el valor de la producción vegetal.

Por su parte, la estimación de los consumos intermedios, que computan los gastos en el sector, alcanzó un valor 3.890 millones de euros, similares a los de 2019, fruto de una evolución al alza que se ha moderado en los últimos tres años.

En concreto, el valor de los consumos de pienso, que representa el 58 por ciento de los consumos intermedios, alcanzó los 2.252 millones de euros, un 3 por ciento más que en 2019, mientras que los consumos de fertilizantes, segundo gasto en valor económico, se han valorado en 411 millones de euros, un 5 por ciento menos en este caso como consecuencia de la bajada del precio de los mismos, como ha ocurrido con el consumo de la energía, que ha supuesto 236 millones de euros, un 19 por ciento menos.

Por el contrario, en 2020 aumentaron los gastos en los productos fitosanitarios y los gastos veterinarios, con un valor de 121 y de 110 millones de euros, respectivamente, con crecimientos en torno al 2,5 por ciento.

De este modo, concluyen las mismas fuentes, el valor añadido bruto del sector agrario, diferencia entre el valor de la producción agraria y los consumos intermedios, alcanzó los 2.723 millones de euros, un 28,3 por ciento más que en 2019, siete veces superior al incremento nacional, que asciende al 4,4 por ciento.

"En esta condiciones, la aportación del sector agrario al VAB regional de 2020, es positiva, aumentando su valor, que de media se sitúa en torno a los 4,5 por ciento, mientras que las estimaciones de 2020 lo sitúan cercano al 6 por ciento (5,6 por ciento)", han explicado desde la Consejería de Agricultura.

En cuanto a los datos de la balanza comercial agroalimentaria, las exportaciones de Castilla y León alcanzaron el pasado año los 2.427 millones de euros, un 5 por ciento más que en 2019, si bien en el último decenio ha duplicado las exportaciones y ha incrementado su valor en 1.208 millones de euros.

En el caso de las importaciones, alcanzaron un valor de 1.221 millones de euros con una tasa de cobertura en este sector del 199 por ciento.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.