Castilla y León

Mañueco llama a recuperar el sentimiento comunero para ver el futuro "como una oportunidad"

José Vicente de los Mozos recibe la Medalla de Oro de la Comunidad de manos del presidente de la Junta
Valladolid

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha llamado a recuperar el sentimiento comunero con motivo de la celebración del Día de Castilla y León para ver al futuro "como una oportunidad" sin "agravios ni rencores" y avanzar con "altura de miras" para superar "las ideas de siglas".

Esta idea ha centrado el discurso pronunciado por el presidente en la Iglesia de San Pedro en Frómista (Palencia), donde se ha celebrado el acto institucional con motivo del Día de Castilla y León que tendrá lugar el viernes 23 de abril y en el que se ha hecho entrega de los Premios de la Comunidad, entre ellos la Medalla de Oro al presidente-director general de Renault España, José Vicente de los Mozos.

En un ceremonia sobria marcada por la reducción de aforo por el coronavirus y en la que ha destacado la ausencia del secretario regional del PSCL, Luis Tudanca, el presidente de la Junta ha recordado a todas las personas fallecidas como consecuencia de la pandemia de Covid-19 en la Comunidad y ha aprovechado su intervención para agradecer la labor de los sanitarios y demás profesionales que "han luchado para que todo pueda volver a la normalidad".

Asimismo, ha agradecido a todos los castellanos y leoneses su carácter, "espíritu cívico y madurez colectiva" ante una situación a la que han intentado dar solución entre el gobierno de la Nación, la Administración Regional y las entidades locales "con aciertos y errores" ha admitido. "Sois una sociedad ejemplar que no ha pedido milagros, ha tenido actitudes positivas y ha asumido sacrificios" mientras añadía que está orgulloso de su tierra y de sus personas, informa Europa Press.

500 años de Villalar

Fernández Mañueco ha señalado que aun queda un camino por superar como ya se hizo en épocas pasadas y ha puesto el movimiento comunero que tuvo como epicentro el municipio vallisoletano de Villalar y que este año cumple 500 años. Un movimiento "válido en el presente" que buscaba la gobernabilidad, el respeto a la autonomía local y de los fueros y a leyes existentes, ha explicado, con unos principios que aún hoy se pueden aplicar "porque la llama comunera sigue muy viva" ha aseverado.

"Pasado y futuro confluyen en Castilla y León, porque tan importante es saber lo que fuimos como saber lo que queremos llegar a ser. Y tras la pandemia tendremos que dar futuro a esta región desde nuestras sólidas raíces culturales" ha manifestado.

Afrontar profundos cambios

El presidente de la Junta ha insistido en que vendrán "cambios profundos" y ha señalado que no hay que conformarse con volver a lo de antes y destruir lo construido. Para ello, ha propuesto un triple camino para afrontar el futuro desde la protección, la modernidad, para adelantarse a los retos y poner la mejor tecnología al servicio de todos.

Y las oportunidades para lo que es necesario ofrecer "calidad de vida y recursos suficientes" para que los jóvenes desarrollen su proyecto de vida y recobrar el talento que se marchó.

Mañueco ha destacado como uno de esos retos a afrontar la despoblación mientras defendía "el equilibrio y la actividad" en el territorio. "No concibo 15 ó 20 núcleos urbanos e industriales rodeados de territorios vacíos, no sería Castilla y León, sino algo más artificial y deprimente" ha explicado, y defendía la digitalización, impulsar ciudades inteligentes, conectar las escuelas rurales y facilitar el teletrabajo como cambios necesarios de futuro.

"Castilla y León tiene que ser valiente y ver el futuro como una oportunidad, con alturas de miras para superar las ideas de siglas, olvidar agravios y rencores y recuperar el sentimiento comunero" ha finalizado, mientras clasificaba la región como una tierra antigua y sabia, con espíritu joven y vivo en sus gentes que fue y será "pieza esencial de la construcción de España".

Tras su discurso, el cuarteto de cuerda de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León ha tocado unas piezas para cerrar la entrega de premios que el año pasado no pudo celebrarse por la pandemia que asolaba todo el país.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.