Castilla y León

Las academias de idiomas de Castilla y León reclaman ayudas a la Junta tras ser excluidas de las del Gobierno

Valladolid

La Asociación Castellano Leonesa de Academias de Idiomas (ACLID) ha reclamado la intervención de la Junta de Castilla y León con el fin de paliar la grave situación por la que atraviesan ante la limitación de alumnos derivada de las restricciones por la Covid y el gran esfuerzo económico realizado para la instalación de medios sanitarios.

La situación ha sido objeto del encuentro mantenido con los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y de Cultura y Turismo, Javier Ortega, a los que, en primer lugar, se expusieron las restricciones a las que han tenido que hacer frente en cuanto al aforo y horario de actividad.

Las academias de idiomas, a través de un comunicado recogido por Europa Press, cuentan con un mayor control de la asistencia de estudiantes y con la implementación de un exhaustivo protocolo de seguridad, de obligado cumplimiento entre las asociadas a nivel nacional, y que ha permitido que no se hayan reportado contagios en los propios centros.

A estas limitaciones añaden la desigualdad de condiciones frente a otras actividades muy similares y que no están obligadas a cumplir con las mismas restricciones.

Noni Gilbert, presidente de ACLID, pide tener en cuenta que la labor que desarrollan en las academias de idiomas es educativa esencial para el futuro profesional y académico de los estudiantes.

"El virus al que estamos haciendo frente no entiende de denominaciones y, por lo tanto, las condiciones para ejercer la actividad deberían ser las mismas para unos centros que para otros", advierte.

El segundo punto que se ha tratado en este debate es el del anuncio del Gobierno español de ayudas extraordinarias para autónomos y pymes, ayudas de las que han sido excluidas las academias de idiomas.

Adaptación a la modalidad virtual

Desde ACLID consideran injusta esta exclusión, ya que a la pérdida de alumnado se suman las cantidades invertidas en material sanitario y de seguridad, formación para los empleados, así como la compra, instalación y mantenimiento de equipos tecnológicos.

Estos equipos tecnológicos han resultado esenciales para adaptar las clases a la modalidad virtual y poder así asegurar la formación a los estudiantes que han aceptado esta opción.

El tercer y último punto giró también en torno a las ayudas, esta vez a nivel regional, de las que las academias de idiomas no han podido beneficiarse en su totalidad, ya que las fechas en las que se otorgan coincidieron con un momento de actividad nula o muy escasa (meses del confinamiento y periodo de verano).

Responsables de las academias han mostrado su satisfacción por la receptividad y comprensión de la Junta. "Estamos muy satisfechos de haber mantenido esta conversación en la que han salido a la luz distintos aspectos de nuestra realidad y que las circunstancias no han permitido valorar a tiempo. Desde ACLID entendemos la situación y cumplimos a rajatabla con la normativa, confiando en poder continuar con nuestra actividad de formación a nuestros estudiantes, que representan el futuro de nuestra sociedad", concluye Gilbert.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin