Castilla y León

Carriedo afirma que el tiempo le ha dado la razón al no incorporar los fondos europeos al Presupuesto

Fernandez Carriedo presenta el proyecto de presupuestos en el debate de las enmiendas parciales (EP)
Valladolid

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha lamentado este martes que el tiempo ha dado la razón a la Junta de Castilla y León al no incorporar en el proyecto de presupuestos para 2021 los recursos procedentes de los Fondos de Nueva Generación de la UE.

En su intervención al inicio del pleno de las Cortes en el que se debatirán las enmiendas parciales al presupuesto, el último paso para la aprobación definitiva de las cuentas de 2021, Fernández Carriedo ha cargado una vez más contra la "decisión unilateral" del Gobierno de España en el reparto de los fondos REACT UE que ha asignado a Castilla y León "apenas" el 3,35 por ciento de los recursos destinados al conjunto de comunidades.

"Se trata de una cifra muy inferior a lo que Castilla y León representa en España sea cual sea la variable que tomemos como referencia", ha reiterado el consejero que ha insistido en su crítica al Gobierno de la nación por haber adoptado unos criterios de distribución que han perjudicado a las comunidades que más están acertando en las políticas para combatir la recesión "y peor aún, a aquellas que tenemos especiales problemas demográficos". Fernandez Carriedo: El Gobierno utiliza los fondos europeos como si fueran suyos

A esto ha añadido que todos los criterios para el reparto de recursos aprobados por el Gobierno de España en los últimos tiempos han asignado a Castilla y León "unos porcentajes incluso menores" que los que corresponderían con los criterios de un sistema de financiación autonómica "ya de por sí deficitario", informa Ep.

"Por si fuera poco -ha lamentado también-, la ministra de Hacienda ha anunciado que se vuelve a retrasar la necesaria reforma de un modelo que ha superado ampliamente su periodo de vigencia y que se ha demostrado claramente insuficiente y contrario a los intereses de Castilla y León y del conjunto de comunidades autónomas que comparten nuestras características".

Por otro lado, se ha reafirmado en la decisión del Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos de no subir impuestos en 2021 y ha asegurado que le ha "llamado poderosamente la atención" que muchas de las enmiendas de la oposición estaban enfocadas a la subida de impuestos, "en contra de lo que demanda la difícil situación económica y social", ha advertido.

Así, ha insistido en la oportunidad de no subir ahora impuestos a las familias, a las pymes y a los autónomos, de congelar las tasas y de mantener los beneficios fiscales con dos "importantes novedades" en el medio rural, un nuevo tipo reducido en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que rebaja en un 25 por ciento el gravamen de las adquisiciones de inmuebles en zonas rurales que se destinen a sede empresarial, y una bonificación del 95 por ciento en la tasa ganadera de servicios veterinarios.

Por todo ello, ha pedido el apoyo de la Cámara a un proyecto de presupuestos "realista, prudente, responsable, social y volcado con las familias, pymes y autónomos" a lo que ha añadido que es "participativo y comprometido con el medio rural" y que apoya a las corporaciones locales, a los sectores productivos y a la generación de empleo.

Según ha recordado también, desde su comparecencia hace dos meses para presentar el proyecto de presupuestos que ahora llega a su fin ha transcurrido un tiempo "muy intenso" desde el punto de vista sanitario, económico y social en el que el país ha asistido al crecimiento de la tercera ola de la pandemia de coronavirus con un nivel de incidencia "extraordinariamente elevado" que ha exigido "medidas de contención más estrictas".

A esto ha añadido que también se ha iniciado el periodo de vacunación, que, según ha lamentado a renglón seguido, se ha visto afectado por la limitación de las dosis disponibles en relación con las previsiones inicialmente considerada.

En este sentido, ha reforzado las tres ideas básicas de las cuentas autonómicas de 2021 en las que "la gran prioridad" es el refuerzo de la lucha contra la pandemia de coronavirus para mitigar sus consecuencias. "En estas cuentas aumentan los recursos destinados al sistema sanitario, al sistema de servicios sociales y al resto de servicios públicos y se incluyen medidas de apoyo específicas a los sectores productivos, además de un especial respaldo a las corporaciones locales", ha asegurado.

Para Fernández Carriedo, también "cobra más sentido que nunca" seguir cumpliendo lo estipulado en el Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social en Castilla y León firmado en junio por la mayoría de los grupos parlamentarios y que tiene, a su vez, "plena coherencia" con lo previsto en el Acuerdo de Gobernabilidad entre el PP y Ciudadanos.

"Somos conscientes de las dificultades que atravesamos, de la inquietud de muchas familias por su futuro, del desgaste personal que está suponiendo para muchos la duración de la pandemia y la intensidad de la misma", ha reconocido el consejero que ha aseverado que Castilla y León sufre el dolor "de cada pérdida" y "de cada enfermedad". "Nuestra Comunidad refleja el temor por cada puesto de trabajo que desaparece, por cada esperanza que se disipa o por cada modo de vida que se diluye", ha concluido.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin