Castilla y León

Meléndez crece un 24% en facturación y se consolida como primer operador de patata fresca

  • La compañía agroalimentaria alcanzará unas ventas de 110 millones y una cuota de mercado del 20%
Francisco Javier Meléndez
Valladolid

Con la filosofía de llevar a los consumidores la mejor patata, "la que tiene la calidad con la textura y el sabor de toda la vida", Patatas Meléndez se ha consolidado como el primer operador nacional de este producto, con una cuota de mercado del 20% que se traducirá en una producción de 215.000 toneladas.

El CEO de la compañía, Francisco Javier Meléndez, reconoce que "ha sido un año repleto de dificultades, pero no obstante cumpliremos nuestras expectativas de crecimiento con una facturación de 110 millones de euros, un 24% más que el pasado año". España es su principal mercado, donde lideran el sector de la patata fresca, aunque exportan a Portugal, Alemania, Bélgica y a algunos países de Asia como Singapur.

Desde que en 2017, Patatas Meléndez fue señalada por la Bolsa de Londres como una de las 70 empresas españolas que habían registrado un mayor crecimiento económico, la compañía no ha parado de ser objeto de deseo del capital riesgo. "Hemos recibido propuestas de aportación de activos y de financiación. Hasta la fecha hemos querido continuar nuestro camino con la financiación del mercado y con recursos propios resultantes de nuestro crecimiento", asegura Francisco Javier Meléndez.

A principios de marzo la empresa familiar adquirió Integral Potato. "Fue una compra estratégica, dentro de nuestro plan de crecimiento porque incrementamos un 30% la capacidad productiva en nuestra planta de Medina del Campo y nos permitió garantizar el abastecimiento de la mejor patata fresca", señala el CEO. La empresa absorbió a sus 34 empleados. "En términos de cohesión social y dinamización de la zona es una gran satisfacción mantener puestos de trabajo en nuestra región", explica Meléndez.

Producción sostenible

La apuesta por la I+D+i es una de las claves que han convertido a esta compañía familiar en un modelo de éxito. "Toda nuestra maquinaria incorpora los últimos avances, tanto en el proceso productivo como en el desarrollo de los análisis de patata para garantizar la máxima seguridad alimentaria", añade. Una innovación que se traslada también al ámbito medioambiental "para garantizar la correcta depuración de aguas y la separación y gestión de residuos para un proceso de producción sostenible".

La compañía vallisoletana tiene relaciones comerciales con más de 500 agricultores a través de un Plan Agrario específico. "Se trata de acuerdos estables que garantizan a nuestros agricultores un trabajo profesional encaminado a producir las patatas más exquisitas, con procesos tradicionales de cultivo acompañado del conocimiento más avanzado en cuanto a las técnicas a emplear. Patatas Meléndez ha conseguido alargar al máximo cada temporada para contar con patata nueva española durante todo el año, a base de investigación y ensayos, encontrar nuevas tierras de cultivo para desarrollar hasta dos campañas de siembra en algunas zonas de España", asegura el empresario.

Producto saludable

Con el coronavirus, la patata se ha convertido en una de las reinas de la cocina. "Pasamos más tiempo en nuestros hogares, cocinando para la familia pero ya veníamos observando la tendencia a la alimentación saludable. Los productos sanos, frescos y naturales son la preferencia ahora mismo de cada vez más consumidores y son un básico en las despensas de todos los hogares. Los motivos son fáciles de identificar: es un alimento natural, con multitud de propiedades, que se identifica con lo auténtico. La aliada perfecta a nivel nutricional, culinario, y con buen precio", asegura el empresario.

La fábrica más moderna de Europa

El salto 4.0 de Patatas Meléndez está en marcha con la ampliación en 21.600 metros cuadrados de su planta de Medina. Supondrá una inversión de 25 millones para dotarse de la "fábrica de patatas más moderna de Europa". En ella se darán cita todos los avances digitales, con la incorporacón de procesos de Big Data, IoT, Machine Learning e Inteligencia Artificial. "Nos permitirá digitalizar el proceso de producción y enlazarlo con el que estamos desarrollando en el campo".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.