Castilla y León

Bodegas de la DO Rueda no garantizan a los viticultores la recepción de uva esta campaña

  • El Consejo Regulador no se ha reunido desde el pasado mes de febrero pese a la crisis del sector
  • La organización agraria Asaja pide medidas ante una situación que puede ser "dramática"
Valladolid

Algunas bodegas de la DO Rueda están advirtiendo a los agricultores que no les garantizan la recepción de uva en esta campaña ante el stock de vino sin vender que acumulan por la crisis del coronavirus y la importante cosecha que se prevé tras un crecimiento descontrolado del viñedo durante los últimos años.

Al igual que ha ocurrido en la DO Rioja, donde Marqués de Cáceres ya ha comunicado por carta a algunos viticultores que no les recepcionarán la uva, algunas elaboradoras de la DO Rueda están lanzando avisos similares.

Bien por escrito o verbalmente, estas bodegas están advirtiendo que por el momento no garantizan la compra de uva y que en septiembre ya se verá. En otros casos, comunican que sólo recogerán la mitad de la cosecha.

A la caída de ventas por el cierre de bares y restaurante por la crisis del coronavirus, que ha supuesto que la comercialización de vinos de Rueda se haya desplomado en abril de los 8,9 millones del pasado año a los 3,9 de este ejercicio, se une el crecimiento sin control de la superficie de viñedo que ha permitido el actual Consejo Regulador, presidido por Carmen San Martín.

Así, de 2015 a 2019, la denominación ha pasado de las 13.000 a las 18.000, sin contar las que todavía tienen que registrase porque no han entrado en producción. De esta manera, en fuentes del sector se prevé que con las buenas condiciones climatológicas se supere ampliamente los 140 millones de kilos de uva, cuando las ventas récord de la DO han sido de 92 millones de botellas. A esto se une el hecho de que "todavía hay 60 millones de litros de vino sin calificar de la campaña pasada", aseguran fuentes del sector.

Crisis estructural

El coronavirus no ha hecho más que agudizar una crisis que se ha convertido en estructural por la política del Consejo Regulador, que no se ha reunido desde el mes de febrero pese a la situación que vive el sector vitivinícola en general y la DO Rueda en particular. No obstante, desde el Consejo se asegura que durante este tiempo ha ido tomando decisiones y consensuando estrategias en las líneas a seguir para defender los intereses de todos sus socios a través del contacto que han tenido todos los vocales a través del correo electrónico. Entre ellas, está la de aplazar el cobro de las facturas por la retirada de contraetiquetas a las bodegas o prorrogar seis meses la vigencia de las certificaciones del vino.

El órgano rector promovió en 2017 una encuesta entre los viticultores en los que reconocía "la peocupación" por el "importante incremento de plantaciones de viñedo". Pese a que el resultado fue claramente favorable a la limitación, el Consejo optó por continuar con la "barra libre" en las plantaciones.

Precisamente, este miércoles, los responsables de Asaja en Castilla y León han reclamado "urgencia y concreción" en la aplicación de medidas que "den luz" para "recorrer el oscuro túnel" por el que discurre la Denominación de Origen Rueda.

La organización agraria advierte que la mayor parte de los vinos amparados por este marchamo tienen como destino su consumo en el año, lo que supone "un problema añadido" al cierre del canal Horeca ocasionado por la crisis del COVID.

"Situación dramática"

A través de un comunicado de prensa, los responsables de Asaja han advertido de que "a las puertas de una vendimia generosa" y con unas bodegas "cargadas de vino" de la campaña de 2019 la situación puede ser "dramática" para los viticultores de esta zona de Valladolid.

Así lo han constatado los dirigentes de Asaja, con su presidente regional, Donaciano Dujo, a la cabeza, durante una reunión con un grupo de viticultores de la D.O. Rueda que engloba a cerca de 1600 agricultores de las provincias de Valladolid, Ávila y Segovia.

En la reunión han configurado una tabla reivindicativa que pide habilitar una línea de financiación específica para bodegas y viticultores a través de créditos sin intereses y conseguir una mayor dotación presupuestaria para la destilación de crisis con recursos de las administraciones nacional y autonómica y con recursos propios del Consejo Regulador que, sumados a los que lleguen de Europa, permitan reducir las pérdidas a las bodegas destilando sus vinos en alcohol.

Asaja aclara a este respecto que las bodegas favorecidas por esta medida se tendrían que comprometer a adquirir de los viticultores de la denominación de origen uva equivalente a la misma cantidad destilada.

La tercera reivindicación para por lograr indemnizaciones para la vendimia en verde voluntaria, una medida que, según el sector, permitiría sacar del mercado "los millones de kilos" que tendrán dificultades para entrar en las bodegas. En este sentido, han cifrado en unos 3.000 euros por hectárea las cuantías económicas que deberían obtener los viticultores por destruir parte de su cosecha.

La cuarta petición, de carácter más técnico y dirigida al Consejo Regulador, pasa por prohibir el riego en su totalidad desde el convencimiento de que esta medida no generaría perjuicio en los viñedos, ya que abril fue "lo suficiente lluvioso" y garantizaría una "magnífica crianza" de la uva.

"Pero la principal demanda, sería la concreción y rapidez para tomar estas medidas", ha advertido la OPA que hará llegar esta tabla reivindicativa a las diferentes administraciones -Comisión de Agricultura Europea, Ministerio de Agricultura, Consejería de Agricultura y a los diferentes representantes agrarios de las formaciones políticas en el Congreso y Senado-.

"Quedan escasamente tres meses para la siguiente vendimia, y tanto bodegas como viticultores de la D.O. Rueda necesitan tener algo de luz para recorrer este oscuro túnel", han sentenciado desde Asaja en un llamamiento a que el Consejo Regulador también se implique en la defensa de los cultivadores "en este momento crítico" y abra las puertas "a una colaboración abierta, fluida y transparente tras una etapa de escasa receptividad a reivindicaciones de los productores".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin