Castilla y León

Los transportistas de Castilla y León rechazan la implantación de un peaje en las autovías

  • Asegura que la medida de los constructores impactaría en la competitividad de toda la economía
Valladolid

La Federación de Empresas de Transporte de Mercancías por Carretera de Castilla y León (FETRACAL) ha rechazado "de forma clara y contundente" la propuesta de la Asociación de Empresas Españolas de la Construcción (Seopan) de que se instaure un peaje en las autovías para solucionar el déficit de inversión y conservación de las infraestructuras.

Para la patronal de los transportistas, mayoritaria en la Comunidad, no es la primera vez que arremeten de esta manera contra los intereses del sector del transporte de mercancías por carretera, aunque en esta ocasión han cuantificado en 19 céntimos de euro por kilómetro recorrido en toda la red de autovías interurbanas del Estado y en 9 céntimos de euro para los coches.

Según FETRACAL, la implantación de nuevos peajes tendría efectos negativos inmediatos en la competitividad de toda la economía española, encareciendo el precio de los productos, dificultando su exportación como consecuencia de la situación periférica y lastrando la producción y el consumo.

FETRACAL acusa, además, a Seopan de olvidarse de que el transporte de mercancías por carretera representa la columna vertebral de la sociedad, el comercio y la industria nacional, que se desarrolla gracias a la capacidad de este sector para transportar mercancías y acercar a los consumidores los productos que necesita con eficiencia y regularidad. Asimismo, el transporte de mercancías por carretera hace una aportación fiscal a las arcas del Estado por encima de los 15.000 millones de euros anuales.

Por ello, FETRACAL cree que el sector ya paga sobradamente por las infraestructuras que se utilizan y señala, de forma categórica, que no se aceptará, de ninguna manera, el pago por el uso de las autovías.

Para la asociación del transporte de mercancías por carretera de Valladolid, las propuestas de Seopan forman parte, una vez más, de una estrategia ligada exclusivamente a los intereses particulares de sectores afines al mundo de las concesiones y de la construcción de grandes infraestructuras, encaminada a manipular a la sociedad pensando únicamente en su beneficio.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin