Castilla y León

La eliminación del Impuesto de Sucesiones avanza tras rechazarse la enmienda del PSOE que pretendía frenarla

Valladolid

Las Cortes de Castilla y León, con los votos en contra de PP, Cs y Vox, han rechazado la enmienda a la totalidad presentada por el PSOE al Proyecto de Ley que pretende la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Una medida que, a juicio de la procuradora socialista Rosa María Rubio, es "elitista", ya que, como ha explicado, únicamente beneficia a los que más tienen y supondrá una merma de ingresos de "52 millones".

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha intervenido ante del debate de la enmienda a la totalidad del proyecto de Ley del PSOE para presentar la modificación propuesta por el Gobierno regional y que supone "la práctica eliminación del impuesto sobre sucesiones y donaciones para los familiares directos", informa Ep.

Fernández Carriedo ha explicado que el objetivo de la supresión de este impuesto es avanzar en equidad y ayudar al relevo intergeneracional de empresas y negocios. En cuanto al impacto económico, el consejero ha detallado que se beneficiarán de esta medida entre 5.000 y 15.000 personas al año, lo que supondrá un "ahorro" para los contribuyentes de 17,4 millones en 2020 y de 34,6 en 2021.

"Se benefician los que más tienen"

No obstante, la procuradora socialista Rosa María Rubio ha defendido la enmienda a la totalidad de su grupo a este Proyecto de Ley al considerar que la eliminación de este impuesto es "injusta y farisea". "Reciben beneficios fiscales los que más tienen, esta medida no es progresista, es injusta", ha aseverado.

Rubio ha criticado además que se estima que la Junta dejará de percibir en torno a 52 millones de euros que, como ha defendido, necesitan los servicios públicos. "Su modificación atenta también contra el Estatuto de Autonomía que habla que la hacienda se inspirará en los principios de equidad y solidaridad", ha señalado.

La procuradora socialista ha augurado además que esta eliminación es de "todo" menos "responsable" en un contexto en el que "el 15 por ciento de los ciudadanos de Castilla y León viven en situación de exclusión social".

Pese a esta situación ha afeado que la Junta defienda la modificación de un impuesto que no va a beneficiar "ni al uno por ciento de la población". "Es un capricho naranja para satisfacer a sus amigos azules", ha lamentado.

Durante su defensa de la enmienda a la totalidad la procuradora socialista ha culpado a Fernández Carriedo de tejer una "tela de araña de mentiras" y de impulsar medidas fiscales que suponen "cero patatero" para el mundo rural. "Sólo va a beneficiar a sus amigos, sean valientes y cuenten a los ciudadanos de Castilla y León la verdad", ha concluido.

Ante esta intervención el procurador 'popular' Salvador Cruz ha intervenido para argumentar el voto en contra de su grupo a la enmienda a la totalidad socialista. Así, ha defendido que la política fiscal del PP "confronta radicalmente" con la del PSOE a quien ha afeado que pretenda que la Comunidad tenga el impuesto que "más grava" la trasmisión patrimonial, algo que "no" hacen donde gobiernan.

"Infierno fiscal"

Cruz ha defendido a través de su intervención ante el Pleno que la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones beneficiará a todo el mundo y ha puesto como ejemplo la situación de un padre que dona 20.000 euros a su hijo y que, con la medida propuesta por la Junta, pasará de pagar 1.666 euros de impuestos a 16,6 euros ahora.

"Facilitamos la trasmisión y la mejora de la actividad económica", ha defendido, frente a lo que ha contrapuesto las políticas del PSOE que apuesta por un "infierno fiscal" en la Comunidad. "Por qué quieren que los ciudadanos de Castilla y León sean de segunda con respecto a donde ustedes gobiernan", se ha preguntado el procurador 'popular'.

En contra de la enmienda socialista el procurador de Ciudadanos Juan Pablo Izquierdo ha insistido en que la "equidad y solidaridad" no se ven vulneradas con la bonificación de este impuesto al 99 por ciento. "Todo lo contrario, bonificamos que 40.000 personas no tengan que pagar por hacer una donación a sus familiares directos", ha defendido.

"Un sistema tributario justo no puede dar cabida a este gravamen, el sistema debe estar inspirado en el principio de igualdad, lo que genera este impuesto en todo el territorio español no es más que desigualdad", ha defendido el procurador de la formación naranja.

Tras esta intervención, la procuradora socialista ha tildado de "cobardes" a los procuradores de Ciudadanos, a quienes ha acusado de engañar a la ciudadanía. "La justicia fiscal no pasa por una medida que favorece a 15.000 personas", ha aseverado.

"Cobardes para nada", ha respondido Izquierdo, quien ha insistido en que su objetivo principal es defender los intereses de los ciudadanos de la Comunidad. "No queremos crear desigualdades, ustedes las crean en todos los territorios, se acuestan con gente que divide España, cuánto nos va a costar a los ciudadano de Castilla y León su unión a esa gente", ha concluido.

Por su parte, el procurador de Podemos Pablo Fernández ha apoyado la enmienda socialista. "Señorías del del PP, son ustedes a la justicia social lo que Vox al feminismo, el señor Mañueco a la oratoria, Igea a la credibilidad o Díaz Ayuso a la inteligencia o el conocimiento de la historia de este país", ha señalado.

Por último, Fernández ha insistido en su intervención en este debate en que el principio de progresividad fiscal es la "antítesis" de la política tributaria de la Junta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint