Castilla - La Mancha

Constituida la Comisión de Ética Pública de Castilla-La Mancha

  • Para velar por el cumplimiento del Código Ético de altos cargos de la Junta

El Gobierno regional ha constituido la Comisión de Ética Pública que tiene como objetivo velar por el cumplimiento del Código Ético para los altos cargos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La constitución de esta Comisión ha estado presidida por el vicepresidente primero del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, y a ella ha asistido también el director de la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno, Enrique Tenorio y los vocales de la misma, Evangelina Aranda García, María Teresa Delgado Jimeno y Jesús García Verdugo, ha informado la Junta en nota de prensa.

La comisión de Ética Pública tiene como funciones esenciales el estudio de dudas y consultas sobre el cumplimiento de lo establecido en el Código Ético, atender las posibles quejas que realice cualquier ciudadano valorando su incumplimiento, y si existiese, apercibir a los altos cargos exigiendo responsansabilidades a los mismos.

El Gobierno regional recuerda que el Código Ético recoge los valores, principios y comportamientos o estándares de conducta a los que se comprometen los altos cargos de la administración regional a cumplir en el ejercicio de sus funciones.

Uno de los acuerdos de esta reunión es que el Gobierno regional facilitará la comunicación de los ciudadanos y los altos cargos con la Comisión de Ética Pública a través de un correo electrónico al que se podrá acceder mediante el Portal de Transparencia de Castilla-La Mancha.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.