La Central Térmica de Andorra se desacopla de la red

Zaragoza

La Central Térmica de Andorra se ha desacoplado esta noche de la red y, en este momento, le quedan 25.000 toneladas, equivalentes para cinco días de operación, que pueden producirse entre hoy y el 30 de junio, fecha en la que cerrará sus puertas. Colaboradores del Gobierno central irán a Andorra (Teruel) el día 24 para trabajar en el convenio de transición justa, que el Ayuntamiento de la localidad pide que esté listo "lo antes posible".

Según han informado fuentes de Endesa a Europa Press, esas toneladas de carbón se quemarán de acuerdo con las necesidades del mercado. Durante este tiempo, la central va a continuar con la actividad que se suele realizar cuando está parada, es decir, trabajos de mantenimiento, limpieza industrial, seguridad y revisión de instalaciones.

Respecto a los empleados, quedan 130 trabajadores de Endesa y 125 de auxiliares, ya que la instalación carboeléctrica tiene que estar operativa hasta el 30 de junio, o hasta que el Ministerio de Transición Energética permita el cese de actividad de la planta.

La compañía se ha comprometido con todo su personal a continuar con la política de recolocaciones. Hasta este viernes han reubicado a 22 personas en otras funciones de la compañía, durante los próximos meses van a continuar con este proceso y aquellos empleados que no se recoloquen, unos 50, participarán en el desmantelamiento, que esta previsto que se inicie en el segundo trimestre del año.

Para el proceso de desmantelamiento se van a realizar cursos de formación para empleados de empresas auxiliares que se incorporarán en una bolsa de trabajo y que tendrán prioridad para ser contratos por las empresas que participen en el desmantelamiento. Estos cursos se van a iniciar a la largo de marzo.

En este momento, Endesa está trabajando en dos posibles escenarios: el desmantelamiento total o parcial. Todo dependerá de si el Gobierno central adjudique o no al proyecto de la compañía los mil megavatios de capacidad de evacuación, si lo hace, una parte de las instalaciones se mantendrá porque el proyecto de construcción de plantas solares lleva aparejado el almacenamiento y sincronismo que requerirá de la parte de alternadores de la central actual.

Día 24 de febrero, fecha clave

Colaboradores del Ministerio de Transición Ecológica visitarán la localidad turolense de Andorra el día 24 de febrero para trabajar en la redacción del convenio de transición justa, que se desarrolla con el objetivo de paliar los efectos del cierre de la Central Térmica de Andorra. Así lo ha anunciado este viernes el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en declaraciones a los medios de comunicación durante una visita a Calatayud.

"La ministra --Teresa Ribera-- me ha hecho saber que el día 24 de este mes se desplazarán a Andorra colaboradores suyos para empezar el proceso de participación de ese convenio de transición justa". Ha detallado que el Ministerio ya planteó las líneas básicas del documento y ahora requiere de un proceso de participación en el que entidades, sindicatos y "afectados de toda índole" lleven su punto de vista y hagan las aportaciones correspondientes.

En este contexto, la recordado que el vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, participará el lunes, día 17, en el consejo sectorial que abordará también la cuestión del cierre de las centrales y los convenios y del que estará Teresa Ribera al frente.

Asimismo, Aliaga tiene pendiente también una reunión bilateral con la ministra de Transición Ecológica en Madrid. "En este momento, todo lo relacionado con las cuencas mineras es una prioridad para nosotros".

De esta forma, Lambán ha sostenido que Aragón "va haciendo sus deberes", independientemente de su colaboración con "los que tiene que hacer Madrid". De hecho, ha detallado que se han abierto las peticiones de una convocatoria de ayudas públicas que ya publicó el Ejecutivo, financiadas por el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE), en el mes de mayo del año pasado, para financiar proyectos e inversiones en I+D en las cuencas mineras.

Al respecto, ha asegurado que en este momento se están analizado las propuestas y se darán a conocer pronto. "Estoy por asegurar que entre las ayudas del Plan Miner y las ayudas que financiadas por el Fondo de Inversiones de Teruel que está promoviendo el propio Gobierno de Aragón, en una grandísima medida paliaremos los efectos negativos que sobre el empleo va a producir el cierre de la Central Térmica de Andorra".

"Ya sé que llevamos mucho tiempo pidiéndoles paciencia a los vecinos de Andorra y de los municipios afectados por el cierre, pero vuelvo a hacerlo otra vez más. Una economía basada en un sector determinado no se reinventa de la noche a la mañana, cuesta tiempo, dinero, gestión, cuesta encontrar nuevos inversiones interesados en ir allí justamente a desarrollar su actividad, pero poco a poco lo vamos haciendo y el negro carbón cambiará pronto a blanco esperanza", ha relatado.

Lambán ha insistido en que "las gentes de Andorra y de las cuencas mineras" va a encontrar "respuesta positiva, respuesta satisfactoria, a una demanda justísima que es la que ellos vienen planteando". Así, ha apostillado que "no se pueden quedar sin el medio de vida que los ha sostenido durante décadas y verse obligados a ir. Ninguno se va a tener que ir".

El presidente de Aragón se ha mostrado "convencido" de que pronto "las gentes de Andorra y de las cuencas mineras" van a ver a las empresas instalarse e invertir en el territorio. "Estoy seguro que eso contribuirá a calmar la inquietud y la zozobra que con toda razón en este momento sienten estas gentes". 

Javier Lambán ha explicado que ha aprovechado la conversación que ha mantenido esta mañana con Teresa Ribera sobre el convenio de transición justa para decirle que "estaría absolutamente de acuerdo en que ella siga siendo la ministra en ese ministerio instalado en Zaragoza".

"Le he dicho que Zaragoza tenemos edificios, tenemos absolutamente toda clase de infraestructuras para alojar el Ministerio, pero bueno, fuera de comentarios amables, yo veo a la ministra absolutamente entregada, absolutamente volcada tanto en el cierre de la central de Andorra como en el resto de las centrales térmicas que están cerrando en España".

"El Gobierno de España, que ha tomado el bien serio todo lo que tiene que ver con la descarbonización de la economía, todo lo que tiene que ver con la sustitución de los combustibles fósiles por nuevas fuentes de energía, sabe hasta qué punto se juega su credibilidad en esta importantísima política en relación con esas transiciones justas, con esos convenios que se tienen que producir allí donde se están cerrando centrales".

Además, Lambán también ha compartido con Ribera su "insatisfacción" por la dotación de fondos inicial que planteó en la Unión Europea para los convenios de transición justa. La propuesta de Bruselas supone que España sólo cuente con poco más de 300 millones de euros.

Ante esta situación, ha remarcado que la ministra está "luchando en Europa" para que esa dotación económica se amplíe "sustancialmente".

Un convenio que urge

El alcalde de Andorra, Antonio Amador, ha confiado en que el convenio de transición justa para la zona esté listo "lo antes posible". Así lo ha indicado después de conocer que un grupo de colaboradores del Ministerio de Transición Ecológico visitará la localidad el 24 de febrero para trabajar en el borrador del citado acuerdo.

"El día 24 se iniciará el proceso participativo que dará lugar a ese convenio, que esperemos que esté listo lo antes posible para empezar a hablar de cantidades y a aplicar medidas concretas", ha expuesto Amador en declaraciones a Europa Press.

Ha recordado que el Ministerio facilitó "hace tiempo" un primer borrador de este convenio de transición justa para la zona afectada por el cierre de la Central Térmica de Andorra.

Dicho borrador, ha explicado, lo recibieron "en muy poco tiempo", por lo que espera que el texto definitivo se desarrolle rápido: "Tiene que ser así porque el cierre de la central lo tenemos ahí".

En concreto, la térmica se ha desacoplado esta noche de la red y le quedan 25.000 toneladas, equivalentes para cinco días de operación, que pueden producirse entre hoy y el 30 de junio, fecha en la que cerrará sus puertas y se empezará el proceso de desmantelamiento.

En este contexto de descarbonización de la economía, el Ministerio puso encima de la mesa la firma de los convenios de transición justa en las zonas afectadas por el cierre de centrales. El objetivo es fomentar la actividad económica y la mejora de la empleabilidad de los trabajadores del sector.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.