Capital Riesgo

El fondo Espiga apuesta por el 'packaging' sostenible con su entrada en Plastigaur

  • Junto al private equity, el grupo inicia un ambicioso plan de expansión
  • La empresa vasca prevé culminar el año con ventas de 85 millones de euros
  • La familia fundadora se mantiene en el capital con una participación relevante

La gestora de private equity Espiga Capital apuesta por la economía circular con la compra de una participación significativa en la empresa familiar vasca Plastigaur, referente en innovación en el sector de packaging sostenible. La operación, asesorada por Norgestión, RSM Spain y Albácar & Clusa Abogados, y realizada con su segundo fondo, Espiga Equity Fund II, se ha sellado mediante una ampliación de capital de importe confidencial. En esta nueva etapa, la familia fundadora seguirá en presente en el capital junto al fondo de capital privado con una participación relevante.

Espiga Capital, liderada por Carlos Prado y Juan Carvajal, invierte en compañías rentables de tamaño mediano con un rango de inversión de entre 8 millones y 20 millones. El fondo se asociará con el equipo directivo del grupo para fortalecer la estructura financiera de la compañía y acometer un ambicioso plan de expansión.

Con una plantilla de 155 empleados, el grupo prevé culminar el año con ventas cercanas a los 85 millones

Fundada en Andoian (Guipúzcoa) en 1989 por los hermanos Antxon y Juan Martín Garmendia, Plastigaur fabrica envases y embalajes de plástico sostenibles, con una capacidad de 38.000 toneladas anuales. Toda la actividad de la empresa se rige bajo los principios de la economía circular, bajo su apuesta global y estratégica por la sostenibilidad. Los fondos captados servirán para fortalecer la estructura financiera de la compañía vasca y acometer el ambicioso plan de crecimiento que permitirá a Plastigaur consolidarse como referente en el sector. El grupo desarrolla envase y embalaje flexible en la gama industrial y converting films en nuevos mercados y sectores con alto valor añadido. El 97% de sus productos son 100% reciclables, con una plantilla de 155 empleados y una facturación cercana a los 85 millones de euros.

Espiga Capital es una de las gestoras de capital privado españolas más veteranas, con 25 años de trayectoria en el segmento bajo del mercado español y 300 millones bajo gestión. El fondo toma participaciones mayoritarias o minorías significativas siempre en asociación con los equipos directivos. En su cartera actual figuran la compañía guipuzcoana Ubis, el único fabricante español de cintas adhesivas para todas las aplicaciones y sectores, que a principios de año arrancó un proceso de venta avanzado por elEconomista, Lékué (utensilios de cocina), Enjoy Wellness (centros deportivos de gran formato), Deltalab (diagnóstico y equipamiento para laboratorio), Tubing Food (equipamiento para la dispensa de bebidas) y Siliconas Silam (mezclas técnicas y piezas de silicona). En 2021, la gestora nacional de capital privado lanzó su último fondo, actualmente en periodo de inversión, con compromisos por valor de 165 millones de euros.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments