Capital Riesgo

Pablo Moro (Telefónica Ventures): "Las fuertes caídas de las tecnológicas en EEUU no llegarán de forma abrupta a España"

Pablo Moro, Head of Investments de Telefónica Ventures. Foto: eE.

La última gran apuesta estratégica de Telefónica Ventures, el vehículo de 'corporate venture capital' de la operadora española, es Leadwind, el mayor fondo del Sur de Europa y Latinoamérica dirigido a 'startups' maduras ('scaleups'). A la vuelta del verano prevé anunciar sus primeras inversiones en proyectos innovadores. Telefónica Ventures sigue apostando por la inversión en fondos de venture capital españoles y por startups de innovación disruptiva que permiten afrontar los grandes retos de la industria de las telecomunicaciones, Web3 y los nuevos negocios y verticales alineados con la estrategia de la operadora, según explica a elEconomista.es Pablo Moro, Head of Investments de Telefónica Ventures.

Telefónica contará con cerca del 30% de la inversión total de Leadwind, lo que le convierte en un inversor ancla destacado ¿El fondo supone la última gran apuesta estratégica de Telefónica Ventures?

Sin duda. Leadwind, gestionado por K Fund, supone un importante paso adelante en la estrategia de inversión en fondos de venture capital de Telefónica. Como inversor ancla, la estrategia de Telefónica es comprometer entre 50 y 70 millones de euros. Somos un inversor estratégico del fondo junto a BBVA, Global Omnium a través de Go Hub, y la tecnológica Satec, junto a inversores institucionales como Axis-ICO, con la iniciativa Fond ICO Next Tech, y family offices nacionales. El fondo apuesta por deep tech scaleups con base en tecnologías habilitadoras de los nuevos modelos de negocio que surjan. Pero, además de la inversión, Leadwind ayudará a las scaleups con diferentes plataformas de crecimiento, desde el talento al desarrollo de negocio.

Telefónica Ventures ha sido pionera en España con sus inversiones en fondos desde hace más de 15 años...

Sí. El mercado de Corporate Venture Capital (CVC) en España todavía es joven frente a referentes como Silicon Valley, Israel o Londres en Europa, donde la inversión en startups ya es una gran vía de innovación y de crecimiento para las compañías. La industria nacional cuenta con programas pioneros como Perseo (2008), Caixa Capital Risk (2007) o Telefónica Ventures (2006). Desde Telefónica Ventures fuimos pioneros iniciando nuestras inversiones en fondos hace más de 10 años con Amerigo, la red internacional de fondos tecnológicos de capital riesgo impulsada en España con Kibo I y Kibo II, y Active Venture Partners. En Latinoamérica también participamos en Axon con Colombia como principal mercado, en Scale Capital para Chile y en Investech en Brasil. En 2018 tuvo lugar una segunda ola de inversión en fondos en EEUU (Alter VP) e Israel (Vintage IP) para incorporar capacidades disruptivas de estos países, quizás los más avanzados tecnológicamente, y atraer startups a Telefónica.

¿El gran cambio de Leadwind respecto a la estrategia de Telefónica Ventures es la inversión en 'startups' más maduras y con una mayor participación?

Con Leadwind buscamos allanar el camino para una nueva ola de emprendimiento que facilitará la creación de tecnologías punteras que competirán a nivel mundial. Cuando inviertes a partir de series B, como hace Leadwind, entras en startups más maduras, lo que llamamos scaleups, es decir, startups internacionalizadas que ya están en el camino hacia la rentabilidad logrando, por tanto, un impacto mucho mayor. Como con el resto de fondos, buscamos captar tendencias tecnológicas y hacer coinversiones conjuntas para escalar las startups. Pero Leadwind es un proyecto país, donde las grandes corporaciones españolas nos hemos unido para apoyar un fondo de hasta 250 millones de euros. De otro modo no hubiera sido posible lanzar un vehículo de este tamaño en España. A partir de las series A existe un gap por cubrir en nuestro país, lo que tradicionalmente se ha llamado "el valle de la muerte". Cuantos más fondos españoles cubran esas Series B más opciones tendrán las startups para financiarse e impulsar su crecimiento. Tradicionalmente las rondas más avanzadas de financiación se han cubierto con inversores extranjeros, pero los nacionales también pueden aportar mucho valor.

Leadwind hizo un primer cierre de 140 millones de euros, ¿cómo marcha la captación de fondos y las primeras inversiones?

El fundraising está yendo bastante bien, estamos contentos con cómo va avanzando. En las reuniones de dealflow semanales estamos viendo muy buenas oportunidades de inversión tanto en startups españolas en series B, e incluso un poco más arriba, como en startups internacionales que ven en España un mercado potente. Es probable que a vuelta del verano podamos comunicar las primeras inversiones de Leadwin. Las perspectivas son, sin duda, muy positivas.

¿Cuál es el foco de inversión de Leadwind y en qué nichos de mercado están identificando más oportunidades?

El foco de inversión son plataformas tecnológicas habilitadoras de los nuevos modelos de negocio en la intersección de la Inteligencia Artificial, la conectividad 5G, Edge Computing, IoT, Blockchain y la analítica de datos. Son proyectos donde la tecnología es una ventaja competitiva y diferencial. Estamos viendo también muchas oportunidades en sectores muy variados: computer vision, IA, plataformas de gestión empresarial, nuevas formas de conectividad, logística y última milla... Los tickets de inversión del fondo se sitúan entre los 5 y 25 millones de euros.

¿Qué sectores preferentes aborda Telefónica Ventures? ¿Están poniendo el foco en la web3 y el metaverso?

Eso es, metaverso, redes descentralizadas, realidad virtual o aumentada, los play to earn o modelos tokenizados donde la conectividad es un habilitador clave. En el último año, se han invertido 27.000 millones de dólares en startups de web3. Como referencia, en ciberseguridad, un segmento de gran tamaño, se invirtieron 20.000 millones. Nuestro sweet spot son inversiones de 350.000 a 5 millones en series A y B con relevancia en el cap table, buscando siempre un crecimiento estratégico para Telefónica. Proyectos que tengan relativamente rápida integración en sus unidades de negocio, márgenes altos y capacidad de llegada a mercados masivos. Por aterrizar en sectores, nos estamos centrando mucho en los llamados "nuevos verticales" de consumer Telefónica (con el lanzamiento de Movistar Salud y Movistar Prosegur Alarmas), Movistar Money, Solar 360 y otros que puedan venir. En torno a estos verticales -energía, seguros de hogar, fintech y health- buscamos startups capaces de fortalecer los nuevos negocios de Telefónica.

Este año, Telefónica Ventures ha liderado la ronda de financiación de Durcal, la primera aplicación española de asistencia enfocada en seniors...

La startup representa el tipo de empresa con el que queremos colaborar, por lo que hemos apostado por liderar esta ronda de financiación. Durcal aprovechará esta inversión para promocionar su wearable y aplicación de asistencia para seniors en España, desarrollar nuevas tecnologías smart health y abrir operaciones en Latinoamérica. En la ronda han participado inversores relevantes como Mangrove, KFund, Prosegur Tech Ventures, Aldea Ventures y Atresmedia. Con Durcal, Telefónica Ventures cuenta con 12 startups invertidas directamente, con una inversión conjunta de más de160 millones. A esta cifra se suman más de 100 startups invertidas con nuestra red de fondos de venture capital.

Las caídas de valoraciones tecnológicas al otro lado del Atlántico, ¿llegarán a España?

El dry powder para invertir en startups asciende a unos 500.000 millones de dólares, ha alcanzado su nivel más alto. Está en cifras récord, lo que genera cierta presión inversora. El epicentro del terremoto ha sido la caída del Nasdaq, que todavía tiene recorrido, provocando un efecto dominó. Las startups con valoraciones más altas empiezan a tener dificultades para hacer sus IPOs y exits y también caídas de valoraciones en startups medianas. En España, el boom inversor se concentra en Series A y semilla y no se han visto valoraciones tan agresivas de múltiplos como en EEUU, de hasta 100x o 80. El mercado nacional ha crecido de una forma más sostenida y ordenada por lo que no se verá tan impactado, pero estamos convencidos de que las startups deben pivotar hacia modelos de rentabilidad y no tanto de crecimiento. Es decir, primar el ebitda y el cash flow y no solo el crecimiento en ingresos.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Es verdad, no llegarán.

Las subidas contundentes que ya vemos en el Nasdaq tampoco.

Puntuación 2
#1
No hay ciego que el que no quiere ver.
A Favor
En Contra

Más de 3650 días cayendo la acción. Conozco más gente con la televisión pirateada con operadora económica o con la operadora naranja que con Movistar. No sé qué filosofía lleva esta empresa con una década sin levantar pasiones o haciendo menos que las otras para atraer clientes...

Puntuación 0
#2