Canarias

Podemos gana la partida en Canarias: para las obras de un hotel de Viqueira

  • La empresa alertó que la paralización de las obras del hotel "es ilegal y arbitraria"
Las Palmas de Gran Canaria

La constructora gallega Viqueira anunció este martes que paraliza las operaciones de construcción de un hotel de cinco estrellas en Tenerife "y el despido de todos los trabajadores encargados de la ejecución material" tras la orden del Gobierno central de prohibir las obras de su proyecto en La Tejita.

La empresa apuntó que "esta forma de actuar es la única admisible en un estado de derecho y se contrapone a la empleada por los opositores del hotel que, con amenazas, coacciones, falsedades y ocupaciones ilegales, han conseguido que la Administración paralice un proyecto legal, fomentando de esta manera la desobediencia y el incumplimiento de las normas que conforman el ordenamiento jurídico español".

Podemos en Canarias, que forma parte de la Administración regional con el PSOE, fue la primera fuera en presentarse en las obras y exigir al Gobierno de Canarias que se instase a Estado para suspender las obras del hotel Granadilla de Abona. PP y Cs han mantenido silencio en este proceso. La patronal hotelera ha respaldado a la constructora. El Gobierno de Canarias dijo a finales tras las medidas promovidas por el partido morado que "hay motivos más que suficientes para que, por parte de las administraciones competentes, se paralice de manera cautelar esa obra".

Viqueira, en una nota de prensa, dijo que "nos resulta inconcebible que, por circunstancias ajenas al mercado o a nuestra actividad, nuestra empresa afronte un episodio de alto riesgo en un proyecto que cuenta con el visto bueno de todas las Administraciones públicas, derivado de un cambio de criterio político para dar soporte jurídico a las pretensiones de una minoría en la isla que se erige como supuesta defensora de los valores ambientales de la zona, tratando de impedir a toda costa la ejecución de un proyecto que, insistimos, cuenta con todas las autorizaciones preceptivas, en las que se ha verificado que ningún valor ambiental resultaba afectado".

La empresa alertó que la paralización de las obras del hotel "es ilegal y arbitraria, dictada con manifiesta desviación de poder y se emprenderán las acciones legales que correspondan frente a este acto ilegal y dictado con abuso de poder".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.