Canarias

La apertura del turismo de Canarias en temporada alta en el aire

  • Es partidario de poner algún "tipo de control" negociado entre los gobiernos europeos para los turistas
Las Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, ha admitido que Canarias "no" puede aguantar hasta final de 2020 sin abrir los hoteles, apuntando que hay que adelantar la posibilidad de tener turismo interno para "recuperar la normalidad económica", para posteriormente dar paso al turismo nacional y por último al internacional. A juicio de Torres el virus "va a seguir estando ahí y contagiando", agregando que cuando llegue el frío "será más contagioso que ahora" aunque señaló que con medidas de protección y separación entre las personas "no colapsará" el sistema sanitario hasta que se tenga una vacuna. Precisamente, la temporada alta en Canarias es cuando más frío hace en Europa.

Así basa esa necesidad de adelantar a antes de final de año la reapertura de los hoteles para generar turismo interno insular y "recuperar la normalidad económica", añadiendo que la fase dos consistiría en "recuperar el turismo nacional, con controles en los aeropuertos, y la tercera fase sería el turismo internacional", ya que entiende que "no" se puede "unir todo al final".

De esta forma, añade, en octubre, noviembre o diciembre, que "son meses fuertes en Canarias", se pueda comenzar a recibir turistas de otros países. Sin embargo, matizó que si bien en un principio se barajaba el 1 de junio como fecha para reabrir los hoteles, actualmente esa perspectiva "es demasiado optimista" aunque quiere que "se haga cuanto antes". Añadió que si en los meses de julio o agosto se puede conseguir que haya hoteles abiertos, estaría "caminando en el buen sentido" porque aseguró que Canarias "no" puede aguantar hasta final de año sin abrir.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha afirmado este martes que no hay que "precipitarse" con la reapertura de la actividad turística en la isla e ir "con mucho cuidado" por lo que no prevé la reapertura hotelera hasta el mes de octubre o noviembre como máximo. "No podemos permitirnos una vuelta atrás y que tengamos que tomar medidas cuando otros países hayan dejado atrás la enfermedad", señala en una entrevista concedida a EP en la que incide que Canarias vive de su "imagen" y se juega su "credibilidad" como destino turístico por lo que debe generar "garantías" entre los países de origen.

No obstante, precisa que la vuelta a la normalidad la marcará la propia evolución del coronavirus y ahí Canarias "es una de las Comunidades Autónomas que antes puede empezar a levantar medidas de movilidad y ponerse cuanto antes en la senda de recuperación del turismo" por lo que "lo ideal" es retomar la actividad después del verano. "El verano es prácticamente imposible que se pueda arrancar, ojalá me equivoque, pongo el objetivo en octubre o noviembre", señala.

Además, es partidario de poner algún "tipo de control" negociado entre los gobiernos europeos para los turistas que visiten el archipiélago con el fin de dar garantías sanitarias y que además el destino pueda responder ante una segunda expansión de la pandemia. Agrega que también habrá que estar "muy atentos" a la evolución de la enfermedad en los países emisores pues Reino Unido, por ejemplo, "principal cliente" de la isla, "ha llegado más tarde" al coronavirus y sus medidas de control "no han tenido la misma intensidad" aparte del "impacto económico" que puede haber en la libra. Martín prevé que la situación del mercado aéreo "va a cambiar" y habrá un "nuevo mapa" de aerolíneas y rutas, y lo mismo ocurrirá con los turoperadores. "Quedan muchas incertidumbres por despejar para poder enfocar la promoción, tenemos que acertar porque habrá dificultades económicas", destaca.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin