Canarias

Adiós al empresario de Canarias que más sabía de negocios internacionales

  • Galarza lideró junto a su esposa la apertura de las islas al comercio internacional
Joaquín Galarza con su esposa
Las Palmas de Gran Canaria

El presidente de Galaco, Joaquín Galarza Rehues, falleció este lunes de un paro cardiaco a los 85 años de edad. La muerte se produce en medio de las medidas de prevención por coronavirus, que no afectó al empresario de las islas que mejor conocía el mundo de los negocios hasta convertirla en el mayor grupo de distribución de Canarias. El líder empresarial canario fue uno de los que impulsó la modernización de la economía las islas y era muy crítico con sistemas arancelarios bendecidos por Bruselas como el Aiem. Despreciaba las ayudas de Estado, le quitaba el sueño la reputación corporativa y el cumplimiento de la agenda de Responsabilidad Social (RSE) del grupo. "Odio las subvenciones. Las empresas que tienen muchas subvenciones se acomodan y su ingenio desaparece", sostenía.

Galarza defendía que "el AIEM no sirve para ayudar, sino para que les sobre margen para obtener beneficios. Es un mito aquello de soy canario y consumo productos canarios. Nosotros no somos industria, pero somos una empresa canaria que emplea a más de 300 personas igual que lo puede hacer cualquier industrial. Ellos cuentan con otras subvenciones como las del transporte. Como empresa distribuidora, nosotros no tenemos ninguna". No quiso entrar en otros mercados internacionales cuando la crisis de 2008. "Me han propuesto sacar dinero del país, meterlo en otro tipo de negocios, pero en el fondo de mi corazón no me gusta. Prefiero hacer aquí lo que tengamos que hacer", recordaba el que trajo a Canarias antes que nadie productos como el whisky J&B, Haig, Cadburys o Leche Pascual.

El empresario canario, en un encuentro con jóvenes de la Asociación de Empresas Familiares de Canarias (Efca) en 2019, dejaba claro que "quiero que mis herederos sepan que Galaco, tal cual es hoy, es una empresa modélica y espectacular. Pero antes de todo esto, era sólo yo, una carpeta y un lápiz (creo recordar que el bolígrafo aún no se había inventado), y los clientes había que buscarlos uno a uno. Noches de insomnio, largas horas en aeropuertos, estaciones de ferrocarril, antesalas cuando un posible distribuidor me interesaba, malas caras, dificultades, y tiempos muy duros". Uno de sus nietos, David Criado, decía Galarza, garantizaría la transformación digital y ayudaría a la tercera generación.

Hijo Predilecto de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, Galarza lideró junto a su esposa la apertura de las islas al comercio internacional con el lanzamiento del REF de Canarias de 1972. Galaco es una empresa con una facturación superior a 80 millones de euros y es un grupo familiar que tiene como socio al grupo suizo Weitnauer Holding. Viajero incansable, especializó la empresa en distribución de tabaco, alimentación, droguería, bebidas alcohólicas y otros productos. En Canarias operaba con la marca Galaco y, en el resto de España, con oficinas en Madrid, con Cadiex. A pesar de sus 85 años cada día iba a la empresa aunque la gestión estaba en manos de sus hijas Laura Galarza (Recursos Humanos, Sistemas y Logística) y Marisa (Comercial y Finanzas).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0