Canarias

Marruecos acelera el control de aguas frente a Canarias para allanar inversiones de Qatar Petroleum

  • El país ya ha aprobado dos proyectos de ley para establecer su jurisdicción legal sobre "sus asuntos marítimos
Ataviado con ropa saharaui, Valerian Shuvaev, embajador de Rusia en Marruecos, con el gobernador de Tarfaya, Mohamed Hamim, en navidad de 2019
Las Palmas de Gran Canaria

La Comisión de Asuntos Exteriores, Defensa Nacional y Áreas Marroquíes Ocupadas en la Cámara de Consejeros con sede en Rabat ya ha aprobado formalmente, por unanimidad, dos proyectos de ley destinados a establecer la jurisdicción legal del país sobre "todos sus asuntos marítimos", de acuerdo con lo que indica la tesis de las autoridades marroquíes en una declaración institucional.

Esta decisión se ha adoptado esta semana. Se trata del proyecto de ley 37.17 que modifica y complementa la norma del 2 de marzo de 1973, anterior por tanto a la Marcha Verde, que fija el límite de las aguas territoriales, así como el proyecto de ley 38.17 que modifica y complementa la Ley 1.81 que establece un zona económica exclusiva de 200 millas náuticas frente a la costa marroquí. 

Marruecos no va a reclamar las aguas españolas que rodean a Canarias. Rabat contextualiza este proceso en el contexto de la actualización su arsenal jurídico sobre espacios marítimos porque quiere dar garantías a petroleras a fin de explotar el suelo marino frente a las islas. En la zona próxima a Tarfaya hay permisos de exploración a Eni, como operador, con un 45 por ciento de participación, y a Qatar Petroleum con un 30 por ciento de participación. El operador público de sistema hidrocarburos y minas con sede en Rabat tiene el 25% restante. En concreto se trata de Tan Tan, Sidi Ifni y la mencionada Tarfaya. Kosmos Energy hizo exploraciones frente Cabo Bojador pero concluyó que el crudo existente no sería rentable. Marruecos espera, de cara a las aseguradoras y empresas petrolíferas, poder seguir dando permisos con garantías jurídicas. 

Los planes de Qatar Petroleum, según la tesis que existe en Rabat, es seguir sondeando por la costa sahariana e iniciar actividades de exploración en cuencas fronterizas con alto potencial de recursos de hidrocarburos a medida que la compañía intensifica sus esfuerzos para expandir la cartera. En Canarias existe malestar en colectivos globalistas pero en las empresas portuarias y de alquiler de vivienda para empleados de empresas extranjeras, no. El Parlamento de Canarias ha expresado su rechazo a la medida de Marruecos de establecer por su cuenta límites sin consenso previo con la UE.

En marzo de 2019 Saad Sherida Al-Kaabi, ministro de Estado para Asuntos Energéticos y Presidente y consejero delegado de Qatar Petroleum, dijo en un comunicado que "el acuerdo está sujeto a las aprobaciones regulatorias habituales" y que "fortalece aún más nuestro distinguida relación a largo plazo con el Reino de Marruecos" en línea "con la estrategia de Qatar Petroleum de iniciar actividades de exploración en cuencas fronterizas con alto potencial de recursos de hidrocarburos a medida que intensificamos nuestros esfuerzos para expandir nuestra cartera en el país y en el extranjero", concluyó el Sr. Al-Kaabi.

El permiso de exploración superficial de Tarfaya cubre un área total de aproximadamente 23.900 kilómetros cuadrados en profundidades de agua de hasta 1.000 metros. La medida de Marruecos de ordenar jurídicamente el mar coincide el fin de la primera fase este 2020 de la realización de estudios geológicos y geofísicos con el objetivo de definir aún más las posibles perspectivas y clientes potenciales y evaluar el potencial total de los bloques. Los informes jurídicos de Marruecos los ha elaborado el estudio de Lindsay Parson. Ha sido director técnico del Reino Unido ante la ONU sobre Derecho del Mar. Autor de los informes británicos en la ONU sobre las aguas inglesas que rodean Malvinas, área que está como el Sáhara en el comité de descolonización de la ONU junto a Gibraltar.

El pulpo que se degusta en la Península

Además de las exploraciones en petróleo Marruecos quiere acabar con el limbo jurídico medioambiental que hay sobre el negocio de la pesca en el Sáhara, del que procede buena parte del pulpo y calamar que se cocina en la Península y Canarias. La doctora Rachida Houssa, del Instituto Nacional de Investigación Haliéutica (INRH) de Marruecos, la contaminación por desechos marinos del Sáhara presenta parámetros de riesgo en cuanto a seguridad alimentaria. Houssa, junto a otros expertos del INRH, apunta en una investigación académica que la primera evaluación cuantitativa de los desechos en el fondo marino de la parte sur de las aguas económicas exclusivas de Marruecos, cubriendo diferentes estratos de profundidades (de 10 a 266 m) y siguiendo una red de muestreo de 100 estaciones distribuidas al azar en el estudio zona, recolectó un total de 603 kilos de escombros y se clasificó en cinco categorías principales: plástico, metal, caucho, textiles y vidrio. Más del 50% de los artículos recolectados fueron hechos de plástico, el 94% de ellos son los artes de pesca de plástico utilizados para capturar el pulpo vulgar. "El enfoque de autocorrelación espacial que utiliza SIG muestra que la concentración de estos desechos se correlaciona muy bien con un conjunto de factores como la proximidad a los sitios de actividad pesquera. Además, el mecanismo de transporte y dispersión fue influenciado por las propiedades hidrodinámicas de la región".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin