Canarias

Canarias contra el fenómeno Greta Thunberg

  • La corrección política en el uso de aviones puede pasar factura al turismo en las islas
Las Palmas de Gran Canaria

Canarias destinará en 2020 un total de 24 millones a promoción turística con el objetivo de reactivar la demanda de los principales mercados como Reino Unido, Alemania y Países Nórdicos y otros en los que existe margen de crecimiento, como el mercado nacional.

En parte, ese dinero será para combatir la corrección política que está surgiendo en Europa contra el uso de aviones con fines de ocio por sus emisiones contaminantes.

La consejera de Turismo de Canarias, Yaiza Castilla, apunta que las islas van a desarrollar un incremento presupuestario considerable por el aumento de inversiones del Estado tras la quiebra de Thomas Cook, de los que más de seis millones están destinados expresamente a promoción en el exterior. Otra cosa es cómo quede la promoción del turismo peninsular, fiel al archipiélago y de los que más dinero dejan en las islas.

Una variable estratégica fundamental a introducir en el marketing turístico de la marca Islas Canarias es incrementar la presencia de los contenidos medioambientales en la promoción turística como un factor de importancia creciente en la toma de decisiones del turista.

Para Castilla, "nuestra promoción debe orientarse a minimizar las barreras que el compromiso medioambiental construye en torno al concepto de vacaciones en un destino maduro y alejado, y la atención a fenómenos como la vergüenza de volar son una exigencia que no podemos soslayar y que requerirá de líneas de actuación específicas que ya estamos desarrollando".

Sobre los datos de cierre del año 2019, la titular de Turismo defendió que la cifra de 15,1 millones de turistas, entre extranjeros y nacionales, un 2,9% menos de visitantes que en 2018, "no es un mal dato, porque siguen siendo 3 millones más de turistas de los que se venían recibiendo hace 6 años, antes de que se produjera el cierre de destinos competidores del Mediterráneo oriental".

En 2019 Canarias recibió 15,1 millones de turistas, un 2,9% menos que el año anterior

En cuanto al empleo indica que pese a los datos de descenso del número de turistas, de la menor ocupación alojativa y del ingreso medio diario por habitación, entre otros, el número de afiliaciones a la Seguridad Social ha subido y el paro ha arrojado datos positivos a cierre de 2019 y en una comparativa interanual.

"Seguimos siendo, por supuesto, un modelo de éxito, pero no podemos obviar que el crecimiento de la intensidad competitiva, junto a otros factores, ha generado un nuevo contexto que nos obliga a reflexionar sobre la necesidad de adaptarnos a una nueva coyuntura y de hacer algunas cosas de manera diferente, también en lo que atañe al marketing turístico", apuntó.

La consejera indicó que Canarias no puede centrarse únicamente en la promoción y entre otras herramientas indispensables, hay que considerar la necesidad de ampliar, a través de proyectos de inteligencia turística, el conocimiento de estos mercados, Alemania y nórdico, que están viviendo una transformación profunda vinculada no solo a cuestiones económicas, sino de cambios de comportamiento en el consumo turístico que están teniendo una influencia creciente.

El archipiélago cerró 2019 con un espectacular crecimiento del 13,1% en el mercado nacional

"Ampliar ese conocimiento actualizado nos permitirá a todos anticipar tendencias y una mejor toma de decisiones, no precipitada, respecto a la mejor estrategia a seguir a medio plazo, que en todo caso, debe combinar promoción y ajustes en la oferta turística, no solo de precio sino también en la propuesta de valor que ofertamos", explica.

La estrategia de la gestión turística se basa en combinar el desarrollo de mercados y segmentos de clientes en crecimiento, especialmente en el caso español, con la defensa de la cuota de mercado en Reino Unido, Alemania y países nórdicos. Sobre el mercado peninsular, el archipiélago cerró el año pasado con un espectacular crecimiento del 13,1% en el mercado nacional, cerca de los 2 millones de turistas, "una estupenda noticia que puede ser mejor si continuamos creciendo en 2020 y nos acercamos todavía más al récord histórico de 2007, con 2,7 millones de visitantes", apostilla Castilla.

Prioridades de inversión

La consejera ha comentado que tanto Reino Unido como Alemania y los países nórdicos han sido "el pilar sobre el que, durante décadas, se ha construido el liderazgo internacional del turismo canario" y aunque la actividad está más diversificada "continúan siendo los más importantes en número de turistas y en volumen de negocio". Por eso, destaca que hay que focalizar la inversión promocional en los países que mejor comportamiento mantienen, España especialmente, en los que es posible seguir incrementando la cuota de mercado.

Además, "y de manera prioritaria, atender a la situación y el comportamiento como mercados emisores de británicos, alemanes y nórdicos, en los que debemos incrementar, en la medida de lo posible, la inversión promocional, acompañada de una defensa de la conectividad aérea, con el objetivo de revertir la pérdida de visitantes de los últimos ejercicios".

Canarias acometerá una promoción más centrada y más directamente vinculada a las fases de decisión final del cliente potencial, incrementando acciones de comunicación push en las etapas de inspiración y compra con el objetivo de perseguir resultados a más corto plazo.

Canarias ha desarrollado en enero una importante campaña internacional que ha tenido en Alemania su principal escenario. La campaña, que también puede verse en Reino Unido, Noruega, Suecia, Dinamarca, Irlanda e Italia y tiene un presupuesto global de 1,6 millones de euros, es la primera de otras iniciativas promocionales que este año impulsarán en Alemania y los países nórdicos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.