Campus

Las familias gastan 400 millones de euros más en educación que hace 10 años

El gasto total que las familias asumen por la educación de sus hijos se situó en 2.251,27 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento de 399,68 millones de euros (+21,59%) con respecto al coste registrado diez años antes. Así lo asegura un informe de la web del ahorro, Kelisto.es en el que se analiza el impacto económico que los gastos educativos de los alumnos no universitarios tienen en la economía doméstica, sin tener en cuenta otros costes que también aumentan la factura final, como los libros, los uniformes o el comedor escolar.

Por tipo de educación, la formación profesional (+73,19%), el primer ciclo de infantil (+36,77%) y primaria (+34,72%) son los que más han experimentado un mayor aumento en el gasto total en la última década, una evolución que contrasta con la del segundo ciclo de educación infantil, donde el gasto global tan solo ha subido un 0,81% últimos diez años.

El gasto por alumno crece más despacio que el gasto global

La combinación de aumento de estudiantes y subida de los precios ha provocado que el gasto por alumno en educación haya avanzado de forma algo más paulatina que el gasto global en esta materia. En concreto, el gasto por estudiante ha crecido un 5,85% en los últimos diez años, al pasar de 263,76 euros en 2006 a 279,18 euros en 2015.

En la evolución del gasto por alumno de la última década, destaca el comportamiento de la educación primaria y la formación profesional, cuyos costes han crecido un 16,2% y un 9,24%, respectivamente. Por el contrario, el gasto por estudiante en el primer ciclo de educación primaria se ha abaratado un 25,34%, la mayor bajada de la última década.

Sube el coste de la educación, pero bajan las becas y los ingresos de las familias

El impacto de los gastos en educación en la economía doméstica resulta especialmente preocupante si se tiene en cuenta que su encarecimiento coincide con una reducción de los ingresos de las familias. En 2015, los hogares obtuvieron una renta media de 26.092 euros, lo que supone una caída del 9,36% en comparación con 2008 (primer año para el que existen datos disponibles) y del 13,16% con respecto a 2009, año en el que los ingresos de los hogares alcanzaron el registro máximo.

En este contexto, la evolución del importe de las becas -especialmente negativo en los últimos años- no ha permitido mejorar la situación de las familias. Si solo se tiene en cuenta la comparativa de la última década, el apoyo económico del Ministerio de Educación a los estudiantes ha mejorado: en concreto, el importe por beneficiario destinado a becas ha crecido un 6,11%. Sin embargo, si se toma como referencia la cifra máxima que se destinó a este fin en el mismo período (las de 2009), la tendencia cambia drásticamente: el importe por alumno ha bajado un 8,68%, al pasar de los 2.040 euros de 2009 a los 1.863 euros de 2015.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin