Branded Content

Desmontando el mito: la energía hidroeléctrica es otra de las llaves para salvar al planeta del cambio climático

  • La poca información sobre este tipo de producción energética ha llegado a provocar, incluso, su demonización

La desinformación se ha convertido en una plaga quizás mucho más contagiosa que el propio coronavirus, porque ¿quién no se ha creído alguna vez una noticia que luego ha resultado ser un bulo? Y los hay de todo tipo, también sobre la energía hidroeléctrica.

Que "se desperdicia el agua", que "las energéticas usan el agua a su antojo", y un largo sinfín de especulaciones que han rodeado a esta forma de producir energía. Y nada más alejado de la realidad. La generación de energía hidroeléctrica es otro de los recursos que pueden acabar salvando al mundo del cambio climático y que también puede aliviar el peso que sufren los bolsillos de las familias a causa de la volatilidad de los precios de la energía.

Pero ¿qué tiene de especial esta forma de generar energía? Y, sobre todo ¿cómo puede ser esta útil y ayudar en la lucha contra el cambio climático en uno de los grandes momentos de sequía que vive toda Europa?

Como en cualquier historia, la clave está en empezar por el principio para comprender el final. La energía hidroeléctrica surge de transformar la fuerza del agua en energía eléctrica. Para conseguir aprovechar dicha fuerza, se llevan a cabo grandes construcciones hidráulicas que logran extraer el máximo potencial de este recurso, como embalses y presas.

Estas son, en general, grandes acumulaciones de agua dulce en un lugar concreto que, además, rompiendo con otro de los mitos, no destruyen el entorno, sino que surgen con el propósito de preservar la biodiversidad, la fauna y la flora de aquel en el que se encuentran ubicadas, algo que es también una obligación legal. El agua hallada allí, en continuo movimiento, tiene un enorme poder de generar una de las energías más renovables, totalmente libre de emisiones.

Endesa posee el 20% de la potencia hidráulica que se produce en España. Cuentan con embalses por toda España, desde el Ebro y los Pirineos, pasando por el norte peninsular y Castilla y León y llegando hasta Andalucía y Extremadura.

A diferencia de lo que se pueda creer, las propietarias de estas instalaciones no disponen de libertad a la hora de usar el agua para producir energía eléctrica. Este recurso es, sobre todo, un bien público y por tanto su uso se encuentra bajo una estricta regulación dictaminada por la Administración del Estado y organismos regionales.

Pero ¿qué se hace con el agua que sale de una presa para generar energía?, ¿a dónde va a parar? Lo cierto es que el uso hidroeléctrico no consume nada del recurso ni altera de ninguna forma las propiedades de este, por lo que este puede reutilizarse sin problema. Una vez más, acabando con el mito de que esta agua es desperdiciada, el 100% del agua empleada, por ejemplo, por Endesa acaba en otro embalse, caudales ecológicos o se destina a fines públicos, al riego o incluso a usos deportivos, entre otros.

Además de todo ello, cabe destacar el papel relevante de estas centrales hidráulicas. Como apunta Santiago Domínguez Rubira, director de producción hidráulica de Endesa, "estas infraestructuras son un foco de empleo y una generación de valor, sobre todo, teniendo en cuenta que lo fomentan en la zona en la que está situada la presa o el embalse, por lo que promueven la economía local". A todo ello añade que siempre existe un continuo diálogo entre las centrales y las administraciones locales.

Sin embargo, una vez conocidos todos estos aspectos, alguien podría preguntarse ¿cómo puede producirse esta energía si los embalses sufren una de las mayores sequías de los últimos años? En el último mes de agosto, las reservas de agua de España cayeron por debajo del 40%, el nivel más bajo en este periodo de los últimos 27 años. Lo cierto es que, dado que el agua de los embalses se utiliza frecuentemente, aunque hay un mínimo dictado por las administraciones que se debe preservar, se hace totalmente primordial que cualquier uso pase antes por su aprovechamiento para generar energía, recordando que este tipo de producción no consume nada del recurso ni lo modifica.

Y más allá de todos los beneficios para el planeta, esta energía también genera un beneficio en el bolsillo de las familias. La energía hidráulica, dentro de los márgenes del recurso disponible, ha contribuido a mitigar el estado crítico de la situación energética actual, ya que es la única energía renovable a día de hoy que es gestionable, dada su posibilidad de almacenamiento y regulación. Esta energía ha dado cobertura a una parte de la demanda eléctrica nacional, a pesar de la actual sequía, lo que ha permitido evitar parte del consumo de gas y, así, contribuir a la reducción de los costes de la energía en los hogares y las industrias que persigue la conocida 'excepción ibérica'.

comentariosicon-menu8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

el americano
A Favor
En Contra

ya lo decía Franco

Puntuación 7
#1
fogk
A Favor
En Contra

Si se me deja realizar la apreciación, la afirmación que se realiza en el artículo "Estas son, en general, grandes acumulaciones de agua dulce en un lugar concreto que, además, rompiendo con otro de los mitos, no destruyen el entorno, sino que surgen con el propósito de preservar la biodiversidad, la fauna y la flora de aquel en el que se encuentran ubicadas" no es del todo cierta.

Un río, es al fin y al cabo, un corredor fluvial, al instalar una presa, ese corredor deja de existir y corta el tránsito, alterando la forma de vida, sobre todo de la fauna acuática aunque también de otras especies vegetales y animales, también se retienen sedimentos alterando la morfología natural del río, se eliminan las avenidas de los ríos, que es la forma natural que tienen de limpiarse (luego se producen inundaciones y la gente se queja de que no se limpian los ríos) entre otras cosas no tan beneficiosas.

Es cierto que se genera un gran beneficio para la sociedad laminando avenidas, teniendo reservas de agua y generando energía "limpia" pero en detrimento del medio natural. En definitiva no es oro todo lo que reluce.

Puntuación -6
#2
kaligandaki
A Favor
En Contra

El americano, Franco, lo que hizo es terminar los proyectos de energia hidraulica desde 1920, nada más.

Puntuación 2
#3
kaligandaki
A Favor
En Contra

Estoy de acuerdo con fogk, una de las causas más evidentes, es la regresiçon del delta, no llegan los sedimientos que antes le llegaban, y el mar está ganando terreno al mismo.

Lo que no entiendo, es porque los saltos de agua, la electricidad que genera, debería en parte, utilizarse para hacer un sistema de devolución del agua a la misma presa, seguramente, no sería necesarias tantas presas, es decir, una presa divida en dos, la que sale el agua y la otra que acumula y devuelve en parte a la presa y al rio

Puntuación 4
#4
Javier
A Favor
En Contra

No sé pq no se menciona q es la mas barata (10€ el KWh) frente a los 300€ del gas. Es la mas ecologica, pq no genera emisión ninguna. El agua q generó la electricidad sigue el caice del rio y no se drsperdicia. No tiene

prácticamente ningun gasto de mantenimiento. Deberían hacet mas embalses y dejar de lamentarse de q cada agosto nos quedamos sin agua dulce.

Puntuación 4
#5
ASDF
A Favor
En Contra

No sé porqué no me sorprende que ante un comentario tan bien argumentado como el #2 de "fogk" y sin posibilidad de rebatirlo con la ciencia en la mano, haya personas en este foro que se dediquen a darle puntaciones negativas.

Puntuación -1
#6
Francisco
A Favor
En Contra

Sin duda alguna la generación hidroelectrica es de las mejores energías renovables existentes, además de servir de regulación del agua de la lluvia, que de otra manera iría irremediablemente al mar, y ni podríamos tener los cultivos que tenemos, ni disfrutar del agua que disfrutamos todo el año. Pero esta energía tiene un grave inconveniente para la izquierda, prácticamente todos los embalses fueron construidos por el dictador innombrable , y eso quita el sueño a la izquierda. Como es posible que un dictador horroroso, tuviese la vision de futuro de ahorrar tantísimo dinero en generación eléctrica ? Entonces se buscan mil argumentos, el caudal natural de los ríos, la fauna de los ríos (que en épocas de sequía como la actual desaparecería completamente por cierto). En fin los pantanos son malísimos porque los construyo el innombrable, y hay que destruirlos.

Puntuación 2
#7
De vuelta de todo
A Favor
En Contra

Que bonito todo.

Hablan en el anuncio del mal de la desinformación y de repente nos sueltan que las presas se hacen para preservar la biodiversidad, la fauna y la flora. Si esto no es decir falsedades no se lo que es. Se harán por lo que sea, para riego, para agua de boca, para trasvase de caudales, para aprovechamiento hidroeléctrico... o para todo a la vez, pero para lo que han dicho NO, independientemente de que te gusten las presas, no te gusten o que solo te gusten algunas.

Sobre lo que habla de salvarnos del cambio climático, eso es dar falsas esperanzas. En mi opinión lo único que podría ayudarnos es cambiar a un sistema en el que no nos estén bombardeando continuamente con Branded Content ó cualquier otro tipo de marketing, en el que esa obsesión por transmitir una falsa imagen y de querer vender continuamente la moto al mercado fuese considerada como lo que es. Una estafa continua. Pero claro. Este cambio esta completamente fuera de las posibilidades de nuestra especie, al menos por las buenas.

Puntuación -2
#8