Banca y finanzas

El expresidente de la CNMV asegura que era "imposible" sospechar de irregularidades en Bankia con el aval del Banco de España y auditoría limpia

El expresidente de la CNMV Julio Segura.

El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura ha afirmado este martes que "es imposible tener alguna sospecha de que existen irregularidades si los informes de auditoría están limpios y el Banco de España emite un documento preceptivo de la salida a bolsa".

Así respondió durante su declaración en calidad de testigo en el juicio que celebra la Audiencia Nacional sobre la salida a Bolsa de Bankia ante las reiteradas preguntas de los abogados sobre la fiabilidad de los estados contables con que dio el salto al parqué.

En su relato coincidió con Fernando Restoy, su 'número dos' en CNMV cuando Bankia salió a cotizar, en que la labor de supervisor de los mercados no es verificar la contabilidad porque eso es responsabilidad de la entidad, sus auditores y el Banco de España.

Sus "dos objetivos fundamentales" son "los que marca la ley": garantizar la máxima transparencia comprobando que el folleto contempla toda la información pública relevante para que el inversor pueda tomar una decisión correcta, y "que el proceso de determinación del precio de salida sea correcto".

En relación al primer mandato indicó que se comprobó que estaban "incluídos todos los riesgos" que el organismo considera "relevantes" o pueden influir en la inversión, y en segundo lugar verificar si se ha aplicado de forma correcta la normativa contable, pero sin entrar a evaluar la fiabilidad de los activos o pasivos en los balances.

Segura, quien indicó que tampoco tuvo alerta alguna por parte de sus servicios técnicos o del Banco de España sobre eventuales irregularidades, concluyó en este punto en que "toda la información que caía bajo la competencia de la CNMV era correcta".

En alusión a la conformación del precio reivindicó su validez porque "se fijó con total transparencia" con los precios a los que 16.000 inversores profesionales dijeron que estaban dispuestos a comprar acciones de Bankia. "Si es alto o bajo será en función de qué. Se fijó con total transparencia y por inversores institucionales que arriesgaban su dinero. Eso implica que para la CNMV era suficiente", indicó.

El expresidente de la CNMV asegura que "todos los analistas daban un precio de 4,20 euros tras la salida a bolsa"

En apoyo de la oportunidad del precio, establecido en la OPV en 3,75 euros, señaló que "todos los analistas daban un precio de 4,20 euros incluso doce meses después de salida a bolsa" y su cotización se mantuvo estable hasta entrado el año 2012.

Segura reconoció que la CNMV detectó y analizó dos "incidencias": la existencia de 16 casos de empresas que acudía a la salida con créditos refinanciados, y "que luego vendieron haciendo beneficios", y Gestamp, con intereses en Bankia. Pero indicó que era temas "no sustantivos" que difícilmente podían influir en la fijación del precio ya que el primero apenas representó un 0,4% de la colocación y el Gestamp un 1,8% en una operación donde participaron 16.000 inversores cualificados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Delincuencia economica
A Favor
En Contra

Delincuencia economica y organizada ,, no han devuelto un duro de los miles de millones saqueados alas arcas publicas y contruibuyentes ..

Puntuación 0
#1