Banca y finanzas

El BCE aumenta los requisitos de capital a Sabadell para 2019 por el aumento del riesgo en TSB

  • La entidad aclara que las exigencias no incluyen la venta de ladrillo...
  • ... que están pendiente de cierre y que suponen más de 12.000 millones
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. // Reuters

El Banco Central Europeo (BCE) ha comunicado a Banco Sabadell que este año debe mantener un capital mínimo de Common Equity Tier I (CET1) del 9,64% con los criterios de cálculos aplicables durante 2019, muy por encima del 8,3125% exigido el ejercicio pasado. El regulador ha aumentado las exigencias por los problemas que ha tenido que afrontar tras la migración de la plataforma tecnológica del banco filial inglés, TSB.

Al cierre del pasado ejercicio el banco presidido por Josep Oliú mantenía tal ratio en el 11,98% y alcanzaba el 15,49% para el cálculo total de solvencia, donde el BCE le exige alcanzar el 13,14%.

Al superar ya el umbral demandado el banco no sufrirá restricciones al pago de dividendos, de abonos de retribución variable o al abono de cupones a los titulares de sus emisiones de deuda de nivel 1 adicional, detalló la entidad a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV).

El requisito para el denominado CET1 phase-in (porque se calcula sobres los requisitos aplicables en el ejercicio) lo fija el supervisor como requerimiento mínimo prudencial aplicable tras el proceso de revisión y evaluación supervisora (SREP) a que somete a cada una de las entidades financieras.

Dicho requisito del 9,64% impuesto supera en más un punto al demandado durante 2018 y se explica en que sube casi todos los colchones que lo integran: le pide como el pasado año un 4,5% por el Pilar 1, pero ahora sube del 1,75% al 2,25% el colchón correspondiente al Pilar 2; del 1,875% al 2,5% el colchón de conservación de capital y del 0,1875 al 0,25% el que le toca crear como "entidad de importancia sistémica". De forma adicional este año le pide otro colchón en concepto de capital anticíclico del 0,14% que no le demandó el pasado año.

La entidad explica en un comunicado remitido a la CNMV que los impactos que el banco ha tenido que afrontar tras la migración de la plataforma tecnológica del banco filial inglés, TSB, han repercutido en el incremento de los requerimientos prudenciales.

Además, añade que estos requerimientos "no recogen la mejora del perfil de riesgo de la entidad tras las ventas institucionales de carteras de activos problemáticos realizadas, dado que el criterio técnico adoptado en la evaluación SREP de 2019 las tiene en consideración en el momento de su cierre. En 2018, Banco Sabadell acordó la venta de 12.200 millones de activos problemáticos, lo que redujo la ratio de activos problemáticos netos sobre total activo del 2,9% al 1,8%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

falta de provisiones claras como popular
A Favor
En Contra

cuentan las pérdidas como capital. risa da el bce y banco españa.

Puntuación 2
#1