Banca y finanzas

Citi registra su mejor beneficio anual desde 2006 al ganar casi 18.000 millones de dólares en 2018

El banco estadounidense Citigroup ganó a cierre de 2018 un total de 17.951 millones de dólares frente a las pérdidas de de 6.800 millones de 2017 provocadas por la reforma fiscal. Sin este efecto extraordinario, el beneficio creció un 14%. Los ingresos totales ascendieron a 72.854 millones, que suponen un 1% respecto al ejercicio anterior. La mala noticia es que durante el último trimestre cayeron los ingresos en el negocio de renta fija del 21%.

El último trimestre de 2018 se le ha atragantado al gigante Citigroup por el desplome bursátil de los últimos meses, que ha terminado dañando lo que iba a ser un ejercicio histórico.

El grupo financiero ha terminado decepcionando al mercado en ingresos, con el consecuente castigo en bolsa. Ante de la apertura sus acciones han llegado a caer más de 1%. La culpa la tiene las turbulencias en la renta fija que provocaron un desplome del 21% en los ingresos del departamento y que terminó arrastrando los ingresos trimestrales un 7% a la baja hasta los 7.124 millones de dólares. Sin embargo, los beneficios alcanzaron una cifra de 4.313 millones.

Las cuentas trimestrales no han terminado de empañar las cifras anuales. Las ganancias netas rozan los 18.000 millones de dólares. En concreto, se sitúan en 18.045 millones de dólares. Unos resultados con los que la entidad pasa página de la crisis financiera una vez por todas. Citi no alcanzaba tales resultados desde 2006, dos años antes de que estallase la crisis financiera. En 2006 y 2005, el resultado neto de Citi superaba los 21.000 millones de dólares.

En parte, la reforma fiscal de Trump ha permitido alcanzar tales números a Citi. En 2017, el banco se anotó unas pérdidas de 6.798 millones de dólares para poner a cero su contador fiscal. El resultado será que durante los próximos años reducirá su factura fiscal sustancialmente.

Los ingresos procedentes de intereses se situaron en 46.562 millones de dólares, lo que equivale a un alza del 3% con respecto al año anterior. De su lado, los ingresos procedentes de comisiones, tasas y revalorizaciones de activos ascendieron a 26.292 millones de dólares . Esta cifra es un 4% inferior a la del año anterior.

Por segmentos de negocio, la división de banca minorista contribuyó al grupo con unos ingresos totales de 32.777 millones de dólares , un 3% más que en 2017. De su lado, la división de clientes institucionales avanzó un 1%, hasta los 36.994 millones de dólares.

"Hemos hecho un sólido progreso a lo largo de 2018", ha explicado el consejero delegado de Citi, Michael Corbat. "Nuestras divisiones minorista e institucional hicieron crecer sus ingresos y continuaron invirtiendo en nuestros trabajadores y tecnología para servir mejor a nuestros clientes", ha añadido.

Con respecto a los costes, el banco estadounidense mantuvo estables los gastos asociados a salarios, compensaciones y beneficios, al situarse en 21.154 millones de dólares.

El resto de costes, con la excepción de los asociados a la tecnología, bajó entre un 4% y un 5%, por lo que los gastos totales del grupo descendieron un 1% en el conjunto del ejercicio, hasta un total de 41.841 millones de dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.